Gobierno presentaría a fines de mayo Plan Nacional de Obesidad

Según la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, se está trabajando “en las últimas líneas” de esta iniciativa, la cual compromete también a los ministerios de Deporte, Desarrollo Social y Vivienda, con el fin de hacer frente al 70% de obesidad o sobrepeso que tiene la población nacional.

Viernes 8 de marzo de 2019

Gobierno presentaría a fines de mayo Plan Nacional de Obesidad
Escrito por Oscar Galaz

El estudio Mapa Nutricional 2018 que desarrolló la Junta Nacional de Auxilio Escolar y Becas (Junaeb) a niños de prekínder, kínder, primero y quinto básico y primero medio, mostró que un 23% de los estudiantes del país tienen obesidad, mientras que si se incluyen aquellos con sobrepeso, la cifra alcanza a 51,7% de malnutrición por exceso.

El tema no es menor. De hecho, es uno de los contenidos que se abordarán en la próxima cumbre del Foro de Cooperación Económica de Asia Pacífico (APEC 2019) que se realizará en nuestro país en noviembre.

En vista de ello, y tras meses de preparación, el gobierno lanzará a fines de mayo el Plan Nacional de Obesidad, trabajo intersectorial que compromete a diversos organismos en la lucha contra la obesidad y que tendrá distintas bajadas para educar y ayudar a la población en mejorar sus hábitos alimenticios.

Al respecto, la subsecretaria de Salud Pública, Paula Daza, precisó que “la idea es que este plan lo podamos lanzar a fines de mayo. Ya estamos trabajando en las últimas líneas del Plan de Obesidad. Esta iniciativa es un plan intersectorial que el Ministerio de Salud lo desarrolla, sin embargo, para poder tener un plan efectivo tenemos que trabajar con el Ministerio del Deporte, de Desarrollo Social y de Vivienda, porque son todos los factores sociales los que inciden al final del día en la toma de decisiones que toman las personas”.

La autoridad destacó que la obesidad en Chile hoy día “es un problema grave. Cerca del 70% de las personas mayores de 15 años tiene sobrepeso u obesidad; es una enfermedad que tiene un impacto muy importante en patologías no transmisibles como cardiovasculares, pero también en el cáncer, por ello es que nuestro plan contempla distintas medidas”.

Dentro de las bajadas que tendría esta iniciativa está entregar un boucher para el consumo de alimentos saludables a familias vulnerables. Así lo había adelantado en un Coloquio IPSUSS la jefa de la División de Políticas Públicas (Dipol), Daniela Godoy, quien comentó que el Minsal estaba evaluando la implementación de una tarjeta verde “para promover un mayor acceso a frutas y verduras en familias vulnerables”.

Consultada al respecto, la subsecretaria Daza señaló que “es una de las posibles decisiones que vamos a tomar”.

Lo beneficioso

Sobre el anuncio que hará la autoridad este semestre, la nutriconista y académica de Nutrición y Dietética de la Universidad San Sebastián, Jessica Moya, aseguró que para llegar a tomar la decisión en la selección y preparación de alimentos saludables, intervienen factores que están fuera del alcance directo de las personas, tales como sociales, económicos, climáticos, geográficos, entre otros, que van a impactar en la disponibilidad y acceso directo a los alimentos.

Explica que "existen otros factores que determinan o construyen las preferencias desde la infancia, como los religiosos, la educación alimentaria y preferencias de la familia, y otros que tienen que ver con el individuo por sí mismo, en la medida que va desarrollando creencias y preferencias personales y construye su conocimiento. Por lo tanto, para que las personas puedan finalmente tomar la decisión de consumir más frutas y verduras, comprarlas, prepararlas adecuadamente, disfrutarlas y consumirlas, manteniendo esta acción en el tiempo, las estrategias deben existir en distintos niveles, de manera coordinada en diferentes espacios de acción".

Asegura que "generalmente esta responsabilidad es dejada en manos de los consumidores, dejando en ellos la decisión de comprar o no alimentos más saludables. Aunque esto es cierto, es sólo una parte del fenómeno, ya que es necesario entonces que se provea de alimentos saludables accequibles económicamente, se proteja el abastecimiento, se eduque en su consumo en todas las edades, más aún en la infancia, se desarrollen campañas de marketing que promuevan el consumo y paralelamente, se controle y desincentive el consumo de alimentos menos saludables".