Atención con la composición de los menús infantiles

Estudio multicéntrico -donde participó la U. San Sebastián- analizó 192 menús de niños ofrecidos en los patios de comida de las capitales de Brasil, Chile, Croacia, Hungría y Portugal.

Jueves 16 de junio de 2022

Atención con la composición de los menús infantiles
Escrito por Mariana Osorio

Un grupo de investigadores quiso saber sobre el valor nutricional que aportan las comidas rápidas que se ofrecen en los "patios de comida" a los niños. Para ello recorrieron 192 locales ubicados en las diferentes capitales de Chile (66 locales), Portugal (44), Brasil (57), Hungría (15) y Croacia (10). En Santiago, los establecimientos ubicados en diferentes malls. 

A través de  la metodología “Kids Menu Healthy Score” (KIMEHS), que evalúa por puntos la calidad del menú, incluyendo el análisis de fuentes de proteína, calidad de acompañamientos, vegetales, postres y alérgenos, se llegó a una conclusión preocupante: hoy no hay oferta de dieta saludable para niños en los patios de comida, y Chile se ubicó en uno de los peores países en términos de oferta saludable en comparación con los otros.

Al respecto, Samuel Durán, doctor en Nutrición y director del Magíster en Nutrición en Salud Pública de la Universidad San Sebastián, comenta que esto se da, principalmente, por el tipo de comida que ofrece, que contiene una alta cantidad de grasas saturadas, azúcares y muy baja en frutas, verduras y agua. "Nos dimos cuenta de varias cosas. Lo primero, es que la oferta de carnes rojas en nuestro país es altísima (94%), dejando de lado la de pescado (33%) que, en otros países, como Hungría, sí ofrecen en un 53% de sus menús, lo que puede traer un problema importante de salud, debido al alto contenido graso de las carnes rojas. Por otro lado, los acompañamientos en Chile suelen ser: papas fritas, sin opciones de legumbres, como por ejemplo en Brasil, lo que incentiva el consumo excesivo de grasa y carbohidratos", dice.

En términos de postres, la cifra es preocupante, pues lideramos la tabla junto con Portugal, con un 39% y 36%, respectivamente, de oferta de dulces altos en azúcares y no contamos con opciones de fruta. Lo mismo pasa con el bebestible, donde en Chile sólo un 5% de los locales tienen opción de agua, siendo las bebidas azucaradas el principal aliado de las comidas.

Tampoco en nuestro país no existen alternativas para niños alérgicos a ciertos componentes o por lo menos no de forma fácil.

Riesgos 

¿Qué efectos produce el consumo frecuente de este tipo de alimentos? El alto consumo de carnes rojas si bien son una muy buena fuente de proteína, hierro, y vitamina B12, en exceso puede traer consecuencias tales como: incremento del riesgo de algunos tipos de cáncer, enfermedades cardiovasculares, diabetes y muchas otras enfermedades crónicas. De hecho, según el mismo estudio, reducir su consumo -y reemplazarlos por legumbres o frutos secos- tendría un impacto muy relevante en la salud y en el entorno, pensando, además, en que son más baratos en comparación con la carne.

Lo mismo ocurre con las bebidas azucaradas. La poca oferta de agua o jugos naturales obliga a los visitantes a consumir este tipo de brebajes, colaborando no solamente con la posible formación de enfermedades, sino que también con malos hábitos alimenticios de nuestros niños. "Si es que los padres y madres lo hicieran de vez en cuando, no debería haber problema, pero cuando la recurrencia a estos lugares se hace costumbre, claramente estamos colaborando a que nuestros niños no crezcan con hábitos alimenticios saludables. Cuando tú alimentas a tus hijos con productos altos en grasas, sodio y azúcares estás favoreciendo a la aparición temprana de la hipertensión y al desarrollo de la obesidad, afectando la calidad de vida de los menores", indicó Duran.

Menús infantiles en restaurantes de centros comerciales: un estudio multicéntrico

Sitios de interés