Literatura: un medio para el desarrollo

A través de la literatura viajamos en el tiempo y en el espacio y ello nos permite desarrollar, entre otros, nuestra capacidad de crítica y reflexión, ambas fundamentales en el quehacer de nuestras sociedades y en nuestro compromiso como agentes de cambio.

Martes 23 de mayo de 2017

Literatura: un medio para el desarrollo
Escrito por

Lorena Liewald, directora Ped. Historia y Geografía, USS sede Valdivia

En la actualidad, nadie discute la influencia en la literatura universal de los autores ejemplares, como don Miguel de Cervantes. En ese contexto, la Universidad San Sebastián no quiso quedar ajena al decidir inaugurar en noviembre del año pasado, el Centro de Estudios Cervantinos, en Valdivia, el que dentro de sus objetivos busca: desarrollar actividades que promuevan la discusión, reflexión y difusión de temáticas vinculadas a la cultura hispanoamericana y al legado cervantino.

Así, en la misma línea, dando relevancia al desarrollo humano por intermedio de la literatura y para dar cuenta de los objetivos, se ha proyectado para el año 2017 el lanzamiento de un Magister en Literatura infantil y juvenil. Ello, con la convicción que la literatura no solo es el vehículo que permite desarrollar habilidades como la escritura, sino que especialmente nos transforma en creadores.

Es a través de la literatura que dejamos volar nuestra imaginación, llevándonos a lugares que quizás no existen, pero que al leerlos adquieren vida. Algunos disfrutarán con las novelas de acción, otros con las de caballería o con las de amor; motivaciones e intereses que más allá de ajustarse a una u otra clasificación muestran que lo relevante es el efecto que produce en nosotros.

Cuánto imaginamos al leer El cantar del Mio Cid (anónimo); Hamlet (William Schakespeare); Hänsel y Gretel (Jacob y Wilhem Grimm); La isla del tesoro (Robert Louis Stevenson); Casa Grande e senzala (Gilberto Freyre); Pacha Pulai (Hugo Silva); los Pasos Perdidos (Alejo Carpentier) o Cien años de soledad (Gabriel García Márquez) y claro, el Ingenioso hidalgo, don Quijote de la Mancha. En fin, si cada uno de nosotros hiciera un breve recuento de lo que ha leído, quizás pudiésemos comprender muchos aspectos de nuestra vida.

A través de la literatura viajamos en el tiempo y en el espacio y ello nos permite desarrollar, entre otros, nuestra capacidad de crítica y reflexión, ambas fundamentales en el quehacer de nuestras sociedades y en nuestro compromiso como agentes de cambio. En fin, la figura de Cervantes quien a través del Quijote nos lleva a su tiempo, a los conflictos de una época, a valores que ya sea en el siglo XVII o XXI son aquellos que sustentan nuestra sociedad y que, el estudio de la literatura nos permite comprender y proyectar hacia las futuras generaciones.

Sitios de interés