Cambios mentales para una vida más exitosa

Las personas que reportan niveles de satisfacción y bienestar general, trabajan de manera más creativa, orientados a la cooperación y presentan mayor productividad.

Martes 20 de noviembre de 2018

Cambios mentales para una vida más exitosa
Escrito por

Jonathan Duarte, académico Facultad de Psicología, Universidad San Sebastián

La búsqueda del éxito, del sentirse bien y cumplir con cada una de las metas planteadas, tanto en lo personal como en lo laboral, es parte de lo que mueve a las personas y las lleva a plantearse objetivos y metas.

En la actualidad, la Psicología Positiva ha avanzado en la comprensión de los factores que contribuyen precisamente, a la búsqueda de ese bienestar en las personas. Una de las áreas donde están utilizando estos conocimientos es en las empresas, ya que resulta clave a la hora de avanzar en el desarrollo de las organizaciones.

Se estima que las personas que reportan niveles de satisfacción y bienestar general, trabajan de manera más creativa, orientados a la cooperación y presentan mayor productividad. Por otra parte, disminuyen los costos asociados a problemas de salud mental, como alteraciones del ánimo, ansiedad, estrés y consumo de sustancias.

Hacia dónde ir

Aunque no existe una fórmula mágica, expertos han puntualizado estos cambios mentales, que nos conducirán a concretar lo deseado. ¿Ha escuchado que se debe visualizar aquello que se desea? Esto se relaciona con lo que estamos haciendo para lograr que nuestra vida vaya en ese camino. ¿Hay algo que no estamos haciendo? Es la primera pregunta que se debe contestar.

Priorizar es otro verbo a considerar, ya que, como dice el dicho, “el que mucho abarca…” Sugieren eliminar las cosas sin importancia, que distraen o agobian de manera innecesaria. Así llegamos a lo importante. El valor de la autoestima es parte vital en el proceso hacia el éxito, porque se relaciona con la habilidad de prosperar. Por tanto, hay que llevarla a la práctica y elevarla.

Al mismo tiempo, alejarse de las situaciones negativas, lo que puede “atorarnos en la vida” y alejarnos de eso que aspiramos; sin olvidar hacer transformaciones necesarias. Esto no quiere decir que se requiera dejar el dolor de lado, ya que la incomodidad es parte del proceso que lleva a las gratificaciones posteriores. Algunos lo llaman salir de la zona de confort.

La compasión también se debe sentir al relacionarnos con el entorno. Este punto está vinculado con la generación de felicidad, pero también con estrechar lazos o construir relaciones con los demás. Por eso no es raro que entre estos cambios mentales esté el desarrollo de habilidades sociales. Son aquellas que causan un efecto positivo en el otro y que pueden influir en nuestros resultados. La lista es larga, pero sin duda, aquel que cimenta a los demás, es nuestra voluntad a generar ese cambio.

Sitios de interés