La leche materna “delgada” es un mito

Asesora en lactancia explica que es fundamental resolver dudas y orientar a la madre antes del nacimiento, para disminuir la ansiedad de no saber a qué enfrentarse.

Jueves 31 de agosto de 2017

La leche materna “delgada” es un mito
Escrito por

Katty Poblete, asesora en Lactancia Materna, U. San Sebastián

Durante el periodo de lactancia hay un factor muy importante que puede jugarnos en contra, que es el estado emocional de la madre. Es por eso que resulta fundamental resolver dudas y orientarla antes del nacimiento, para disminuir la ansiedad de no saber a qué enfrentarse. Entre los enemigos están los mitos, que se transmiten de generación en generación y llegan a las madres llenándola de temor e inseguridad.

Uno de los más comunes es: “mi leche es muy delgada y no le alimenta como el relleno”Esto es falso. La primera leche llamada calostro, está llena de propiedades inmunológicas beneficiosas para preparar el intestino del bebé para la leche más madura. Al principio es escaso porque el estómago del bebé es pequeño. El cuerpo está hecho tan perfecto que la composición, cantidad y características de la leche van cambiando de acuerdo a las necesidades del bebé y su crecimiento, por lo que debemos confiar en que será lo mejor que le estamos entregando a nuestro hijo.

El relleno es tan poco soluble y difícil de digerir que el bebé está más tiempo intentando procesarlo, por ende, más tiempo satisfecho. Entonces no es que le alimente más, sino que, como la leche materna es más fácil de digerir, el bebé pedirá a cada rato.

Su necesidad es tomar a libre demanda, cuando quiera y todo lo que quiera. Para saber si se está alimentando bien, debe quedar tranquilo luego de tomar, mojar al menos 6 pañales en el día, y su piel se mantendrá hidratada. No hay que descuidar mantener los controles al día para verificar el incremento de peso. Ante cualquier duda, es mejor solicitar una asesoría en lactancia.