Frutas, verduras y ácidos grasos esenciales en la dieta

Estos productos son sumamente importantes para la salud, debido a su alto contenido de agua, fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes.

Lunes 3 de septiembre de 2018

Frutas, verduras y ácidos grasos esenciales en la dieta
Escrito por

Josefa Rivera, académica de nutrición y dietética, U. San Sebastián

Ya comenzó el mes de las celebraciones patrias, y con ello se inicia también un mes caracterizado por las parrilladas, los anticuchos, la empanadas y la chicha, entre otras delicias típicas de septiembre. Especialmente este año, en que las fiestas se extenderán por cerca de una semana.

Mantener una dieta equilibrada es fundamental para lograr un buen estado nutricional y una de las principales recomendaciones que plantea la experta es aumentar el consumo de frutas y verduras, pues son sumamente importantes para nuestra salud, debido a su alto contenido de agua, fibra, vitaminas, minerales y antioxidantes. Por ejemplo, específicamente estos componentes promueven la salud de la piel.

Existen muchas vitaminas que son cofactores necesarios para la formación de colágeno, proteína encargada de dar estructura, firmeza y elasticidad a la piel, por ejemplo, vitamina C, riboflavina, tiamina y piridoxina. La recomendación actual es consumir cinco porciones de frutas y/o verduras al día, de diferentes colores para potenciar su acción antioxidante.

Asimismo, se aconseja aumentar el consumo de ácidos grasos esenciales, que son aquellos que nuestro organismo no puede sintetizar, por lo cual deben ser obtenidos mediante la dieta. Estos ácidos grasos son conocidos como omega 3 y omega 6, los cuales son necesarios para numerosos procesos fisiológicos como el mantenimiento y la integridad de la piel y membranas celulares. Su déficit puede verse reflejado en signos como piel seca, descamada y áspera.

El omega 3 lo podemos encontrar en alimentos de origen animal, específicamente pescados grasos como salmón, jurel o atún, y además se encuentra en nueces, semillas o aceite de linaza y soja. En tanto, el omega 6 se encuentra presente en frutos secos, aceite de girasol y maíz.

Hay que consumir pescado dos veces a la semana, prefiriendo preparaciones al horno o a la plancha y evitando que sea frito.