Aumentar ingesta de agua, clave en verano

El aumento de la ingesta de agua potable en lugar de otras bebidas es más importante para reducir la prevalencia de deshidratación.

Viernes 4 de enero de 2019

Aumentar ingesta de agua, clave en verano
Escrito por

Carla Cornejo, académica de Nutrición y Dietética , Universidad San Sebastián

El agua constituye entre el 55 y 60% del peso de un adulto, composición que varía dependiendo de la edad, sexo y composición corporal. Así, la hidratación con agua es fundamental para los procesos fisiológicos de digestión, absorción y eliminación de desechos metabólicos, además actúa como medio de transporte de nutrientes y tiene efecto directo en el mantenimiento de la temperatura corporal.

En verano se incrementan las temperaturas, generando una pérdida corporal de agua mayor, “lo que nos puede llevar a la deshidratación, la que en lactantes y adultos mayores puede ser grave“.

La deshidratación leve -pérdidas entre el 3 y 5% del peso corporal- se asocia a cefaleas, irritabilidad, rendimiento físico y cognitivo deficiente tanto en niños como en adultos. La deshidratación severa -pérdidas mayores al 10% del peso corporal- se asocia con problemas de salud graves, como alteraciones renales, inmunológicas, gastrointestinales, además de generar confusión, delirio e incluso la muerte.

El proceso de deshidratación es frecuente entre los jóvenes y en la población en general, situación muy preocupante, por lo cual el aumento de la ingesta de agua potable en lugar de otras bebidas es más importante para reducir la prevalencia de deshidratación. Entonces, los esfuerzos deben centrarse en aumentar el acceso al agua potable y la promoción del consumo de ésta en lugar de otras bebidas”.