Tarea para profesores: preparar las clases y las cuerdas vocales

La alta carga vocal a la que están sometidos a diario los docentes, puede derivar en una serie de trastornos en las cuerdas vocales. Para prevenirlo, existen ejercicios de calentamiento que se debieran practicar, según especialista en trastornos de la voz de la U. San Sebastián.

Martes 16 de abril de 2019

Tarea para profesores: preparar las clases y las cuerdas vocales
Escrito por María Graciela Opazo

Cantantes, actores y locutores radiales no son los únicos que le exigen un alto rendimiento a sus cuerdas vocales, también los profesores las someten a horas de exigencia en las salas de clases.

Y aunque lo frecuente no es ponerle atención, son una herramienta de trabajo que como tal debiera cuidarse, comenta el académico de la carrera de Fonoaudiología de la U. San Sebastián, Juan Carlos González. “Cuando la voz se fatiga o cambia de tonalidad: aparecen los gallitos, quiebres tonales, voz ronca, débil, o se pierden las notas agudas o graves, y si ocurre frecuentemente o se extiende por más de un mes, hay que consultar”.

El especialista en trastornos de la voz señala que lo peor es no ponerle atención a esas señales de advertencia, “ya que se pueden generar problemas como la aparición de patologías de masa: nódulos y pólipos”.

Personal training  

Así como deportistas o cantantes trabajan con personal training, los docentes también podrían replicarlo, ya que los coaching vocales evaluarán las necesidades y aptitudes de cada profesional y a partir de eso “se construyen esquemas y entrenamientos de vocalización personales”, sostiene González.

No obstante, hay rutinas probadas que podrían realizarse durante 10 minutos cada día, antes de iniciar las clases. Entre ellas, el calentamiento de tracto vocal: pronunciando en forma sostenida mmm o rrr, también el denominado lip vibration, similar al ruido de auto o moto que uno realiza con la boca para entretener a los hijos pequeños.

Todo eso sirve para producir voz, efecto respiración y preparar la mucosa de las cuerdas vocales para el exigente trabajo de la docencia, apunta el académico de la carrera de Fonoaudiología de USS.