¿Qué efecto tiene la contaminación del aire en las vías respiratorias?

Es un hecho que la contaminación atmosférica no da tregua a varias ciudades del país y sus efectos nocivos son más evidentes durante el invierno. Distintos especialistas han propuesto mejorar los sistemas de calefacción considerando el uso de la leña húmeda y su impacto en la calidad del aire.

Jueves 28 de junio de 2018

¿Qué efecto tiene la contaminación del aire en las vías respiratorias?
Escrito por Álvaro Mociño y M. Graciela Opazo

También se está trabajando en estudios para medir el efecto en la salud del material particulado ultrafino (PM 1), algo que ya se ha hecho con el PM 2,5 y PM 10, que principalmente provienen de las emisiones de los automóviles, de los compuestos químicos de las fábricas, de las cocinas a leña, estufas o chimeneas y del cigarrillo.

Además en el aire hay gases como el dióxido de azufre (SO2), óxidos de nitrógeno (NOX, NO, NO2), ozono (O3) y monóxido de carbono (CO) junto con algunos compuestos orgánicos volátiles, metano (CH4) y Plomo (Pb). 

En el sur del país, la situación es más delicada que Santiago, porque a diferencia de la capital no sólo se ha registrado premergencias, sino también episodios de emergencia, por el problema estructural que representa la leña húmeda en los sistemas de calefacción de los hogares de ciudades como Chillán, Temuco, Padre Las Casas, Osorno y Coyhaique, por citar algunas de las más afectadas. 

Pamela Cámpora, académica de la carrera de Química y Farmacia de la U. San Sebastián señala que los efectos tóxicos de los distintos compuestos varían de acuerdo a las concentraciones en el aire. 

Si se trata de monóxido de carbono, la académica afirma que “interfiere en el transporte de oxígeno en la sangre, por lo tanto, los efectos sobre el ser humano serán más graves en función de la mayor cantidad que éste tenga en el aire que respiramos y también del tiempo de exposición”. 

Respecto al dióxido de nitrógeno (NO2), las manifestaciones características son “tos, dificultad para respirar, dolor en el pecho, latidos irregulares del corazón e irritación ocular”, agrega. 

Asimismo, cuando hay más ozono en la atmósfera se pueden presentar cefaleas e incluso un edema pulmonar si existe una gran concentración. 

Mientras que en el caso de los compuestos orgánicos volátiles pueden producirse “trastornos visuales, fatiga, pérdida de coordinación, reacciones alérgicas de la piel y alteraciones de la memoria”, añade la químico farmacéutico. 

La docente USS agrega que si las personas acumulan una mayor exposición en el tiempo, “se pueden producir lesiones del hígado, los riñones y el sistema nervioso central”. 

Además, sostiene que la exposición crónica a contaminantes “no sólo repercute en patologías asociadas al sistema respiratorio sino también por el potencial cancerígeno de estas sustancias y pueden derivar en problemas a nivel hepático, cardiovascular y renal”. 

¿Aparición de enfermedades?

El académico de la Facultad de Medicina y Ciencia y especialista broncopulmonar, José Luis Velásquez, advierte que “la combinación de fumar y la contaminación ambiental aumentan mucho más los riesgos de la vía aérea”. 

Cita como ejemplo a los “pacientes que ya tienen enfermedades crónicas como asma y si esa persona fuma y está en un ambiente contaminado, se incrementa mucho más la hiperreactividad bronquial y eso está demostrado y hace que los pacientes se enfermen y consulten más en la época de invierno por crisis obstructivas que ameritan consultas de urgencia”. 

Asimismo, precisa que lo que más aumenta es la afección de la vía aérea alta y se intensifica “la rinorrea (congestión nasal), además síntomas obstructivos de pacientes que no tienen enfermedades crónicas”. 

Respecto a la contaminación, el docente indica que “existen a nivel intradomiciliario: braceros, estufas a parafina y eso también irrita las vías aéreas y en pacientes asmáticos hay exacerbaciones de sus cuadros”. 

El especialista también afirma que “la contaminación por el humo a leña es capaz de provocar enfermedades pulmonares crónicas. De hecho se ha visto la aparición de enfisemas y lesiones con pérdida del tejido elástico que es el enfisema pulmonar en pacientes que están muy expuestos a biomasa o contaminación ambiental”.