¡Cuídese de las reacciones alérgicas a las picaduras de abejas!

Más que peligrosas, las picaduras de abejas o avispas son dolorosas, dice especialista de la U. San Sebastián, quien recomienda estar atentos a algunos síntomas que puedan sugerir una reacción alérgica grave.

Miércoles 6 de febrero de 2019

¡Cuídese de las reacciones alérgicas a las picaduras de abejas!

Hace calor, pies descalzos y caminar por el pasto es el escenario perfecto para ser víctima de una picadura de abeja. Y sin bien no es peligroso, la sensación es dolorosa, excepto si la persona es alérgica, advierte Valeska González, académica de Enfermería de la U. San Sebastián.

“Esta picadura presenta dolor inicial agudo, inflamación moderada, enrojecimiento y molestia. Sin embargo, la picada de ésta y otros insectos puede causar una reacción muy seria”.

Esto depende de la zona afectada detalla la académica, porque “no es lo mismo si el aguijón queda en la planta del pie, que en la boca o garganta, ya que es potencialmente peligroso por la obstrucción de la vía aérea”, sostiene González.

Por ello,  lo indispensable es estar atentos a los signos de reacción alérgica que puedan desencadenar un shock anafiláctico, entre ellos: reacciones cutáneas como urticaria y picazón, enrojecimiento de la piel, dificultad para respirar, náuseas, mareos, vómitos y/o diarrea. 

Primeros auxilios

  • Tranquilice a la víctima
  • Si el aguijón es visible, quítelo con cuidado con una pinza, evitando que se desprenda más veneno
  • Si es posible eleve la zona afectada
  • Aplique hielo o compresa fría
  • Si el dolor persiste indique a la víctima que acuda a un centro hospitalario
  • En caso de picadura en boca o garganta, indique a la víctima que coma hielo para disminuir inflamación.
  • Si tiene antecedentes de reacciones anafilácticas previas, acuda a un centro asistencial de inmediato.