Ahora los medicamentos se pueden adquirir en la dosis justa

Ya son 11 las farmacias comunitarias de un total de 135 que existen en el país que cuentan con el sistema de venta fraccionada de medicamentos. Este viernes se sumó la comuna de El Bosque, la que utilizará una máquina donada por la U. San Sebastián que permite envasar y etiquetar los remedios, agilizando el proceso de entrega a los pacientes.

Viernes 30 de junio de 2017

Ahora los medicamentos se pueden adquirir en la dosis justa
Escrito por Álvaro Mociño

¿Me da 10 comprimidos de paracetamol? Adquirir justo la dosis prescrita por el médico, no es algo fácil. Generalmente las personas deben comprar una o más cajas del fármaco para completar el tratamiento indicado, quedando un remanente sin uso guardado en el velador o botiquín del hogar. Y si bien la Ley de Fármacos permite la venta fraccionada, muy pocas farmacias en el país disponen de este beneficio, dado que es una medida voluntaria. 

Según las últimas cifras dadas a conocer por el Instituto de Salud Pública (ISP) en abril, sólo 9 comunas habían implementado este sistema a través de las farmacias comunales, a la cual a partir de este viernes se suma El Bosque, esto tras la donación de una máquina fraccionadora efectuada por la U. San Sebastián

El fraccionamiento de los medicamentos es importante porque permite un ahorro para las personas al momento de comprar las dosis que necesita. Pero además ayuda prevenir la automedicación y evitar intoxicaciones. Generalmente los remedios remanentes quedan a libre disposición y al alcance de niños y jóvenes. 

Pero no sólo a los que acuden a la farmacia comunal. También sirve a los centros de atención primaria que atienden al grueso de la población de la comuna y donde los remedios se entregan en forma gratuita a los enfermos crónicos que se controlan en los consultorios. 

Marcela Pezzani, directora de Escuela de la Carrera de Química y Farmacia de la U. San Sebastián, sostiene que con el nuevo envasado y rotulado que hace la máquina, que entrega una bolsa sellada con la cantidad justa de los remedios prescritos, “se entrega información detallada  aumenta la seguridad para los pacientes y para farmacias de los consultorios al tener un mayor control de las terapias”. 

El envase del producto fraccionado viene con las indicaciones de cómo hay que ingerirlo, la cantidad y en el horario, incluso se grafica con dibujos para distinguir la mañana, tarde o noche. 

Otra de las ventajas que señala la profesional de este sistema es la ayuda para los equipos de salud. “Permite ordenar los inventarios y saber exactamente las cantidades de los fármacos, además de agilizar el proceso de dispensación de medicamentos y disminuir los tiempos de espera en los centros de salud de atención primaria”. 

Ahorro en el bolsillo 

Claudio Campos, químico farmacéutico y encargado del fraccionamiento en la farmacia comunitaria de El Bosque, explica que “la gente ya no tiene que estar contando los comprimidos ya que vienen listos y envasados con las indicaciones respectivas sobre la cantidad total, la frecuencia de ingesta diaria y la periodicidad del tratamiento con el fármaco respectivo”.  

En términos de ahorro, el encargado de la farmacia comunal señala que para las personas deben comprar remedios puede ser “de hasta un 80% e incluso puede llegar a 92%, dependiendo del tipo de medicamento. Asimismo, los laboratorios reducen sus costos al poder enviar los fármacos en cajas grandes con mil comprimidos o más y prescindir del envasado individual”.