Dra. Andrea Leisewitz participa en consejo técnico asesor de ONU

La directora de Integridad, Seguridad y Ética en la Investigación es la única chilena perteneciente al comité asesor científico de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas de Naciones Unidas (ONU).

Lunes 6 de diciembre de 2021

Dra. Andrea Leisewitz participa en consejo técnico asesor de ONU
Escrito por María José Marconi

La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) de Naciones Unidas es una entidad intergubernamental con sede en La Haya, encargada de velar por la implementación del tratado internacional que apunta a erradicar la amenaza de este tipo de armamento en todo el mundo.

Desde el 2020, la Dra. Andrea Leisewitz, directora de Integridad, Seguridad y Ética en la Investigación de la U. San Sebastián, ejerce como vicepresidenta del Consejo Consultivo Científico (SAB) que brinda asesoría especializada en materias de ciencia y tecnología, a los estados parte de la OPAQ, como a los cuerpos que elaboran políticas en este campo.

Dada su trayectoria y experticia en materias de ética en investigación, la Dra. Leisewitz es uno de los 25 expertos —y la única chilena— que componen este comité asesor. “El Comité prepara un reporte, como un insumo para la revisión de la operación de la Convención que se revisa cada 5 años”, explica. Adicionalmente, se conforman grupos de trabajo temporales para atender en mayor profundidad asuntos específicos relevantes para la Convención.

Trabajo del Consejo

En el marco de la 5ta revisión de la implementación de la Convención, el Consejo Consultivo Científico sesionó entre el 15 y el 19 de noviembre pasado. Según indica Andrea Leisewitz, “se presentaron diversos avances científicos y tecnológicos, así como también el trabajo realizado por otras unidades de la OPAQ, entre otros temas, como el estado del grupo de trabajo temporal en Biotoxinas.

Respecto a su rol en este organismo, la Dra. Leisewitz señala: “Me dificulta mirar la ciencia desde el punto de vista del uso dual. Es decir, no sólo como un aporte a la humanidad, sino que también mirarla desde el hecho de que pueda ser intencionalmente mal utilizada para hacer daño”.

Mirada desde Chile

Dado que Chile, en general, está bastante ajeno a situaciones de ataque con armas químicas, considera también necesario “realizar un trabajo importante de difusión en el país de lo que son las buenas prácticas científicas, de la responsabilidad de quienes hacen ciencia y de quienes producen insumos para diversos quehaceres industriales y/o científicos”.

Entre otros avances científicos abordados en el comité, destaca que aquellos que se están realizando para remediar suelos y el ambiente de contaminantes provenientes del uso de armas químicas, “pueden sin duda servir a nuestro país en las zonas donde se realiza actividad minera y donde los contaminantes alcanzan niveles bastante elevados”, señaló la Dra. Leisewitz.

Al respecto, agregó la especialista, “Chile tiene una capacidad científica de altísimo nivel, de una formación muy sólida y que puede realizar contribuciones a nivel global de manera significativa en estas materias. Sería muy interesante colaborar con el Ministerio de Ciencia para orientar recursos hacia estas líneas de desarrollo, así como también comunicar a las industrias pertinentes, buscando alianzas que permitan desarrollos científicos para a futuro realizar una actividad industrial de manera responsable, evitando desastres ecológicos”.

Armas biológicas

Tal como existe la Convención para la Prohibición de Armas Químicas y la OPAQ, existe también la Convención para la prohibición de Armas Biológicas, cuyo desarrollo, dice la Dra. Leisewitz, es bastante menor. Es por ello, que se ha solicitado apoyo a la OPAQ para asesorar al área biológica.

Este año fue invitada a participar de un grupo internacional para elaborar una propuesta a Naciones Unidas, la cual propone la instalación de un comité científico asesor correspondiente, dado el reconocimiento a la importancia de la mirada científica para abordar los temas de preocupación. “Creo que es una tremenda oportunidad para el país, la ciencia y la visibilización de Chile como un país que promueve y apoya temas de seguridad desde diversos flancos”.

 

Sitios de interés