Deporte adaptado para fomentar la inclusión

el deporte adaptado entrega a las personas con discapacidad los mismos beneficios físicos, psicológicos y sociales, que el deporte convencional otorga a las personas sin discapacidad.

Deporte adaptado para fomentar la inclusión
Escrito por

Cristián Luarte, director carrera educación física USS Concepción

Entre el 7 y 20 de mayo, se efectuarán en la región del Biobío, los III Juegos Nacionales y II Paranacionales. Podremos apreciar a una diversidad de atletas que, en breves segundos, demostrará la perseverancia y coraje desarrollados en años de preparación.

En esta versión, observaremos los significativos avances del deporte adaptado  con desafíos paralímpicos en personas con discapacidad. En el país, las personas discapacitadas han enfrentado prácticas y actitudes vinculadas con distintos modelos, construidos principalmente por los profesionales a cargo, estos han sido el reflejo de la evolución cultural de una sociedad que va cambiando. El camino que se ha recorrido hasta considerar a las personas con discapacidad como sujetos de derecho ha tenido distintas estaciones: abandono, aislamiento, reclusión, segregación, discriminación, etapas en las que recibieron distintas denominaciones. Desde esta lógica, el deporte adaptado contribuye a la inclusión social de las personas con discapacidad y en los últimos años ha generado gran impacto.

El término deporte adaptado aborda las modalidades deportivas que se adaptan a la persona con algún tipo de discapacidad o condición especial, bien porque se han realizado adaptaciones y/o modificaciones para facilitar la práctica o porque la propia estructura del deporte permite su práctica sin adaptaciones. De esta forma, los deportes convencionales han adaptado una serie de parámetros para ajustarse a las necesidades del colectivo o disciplina deportiva. Estas modificaciones se orientan a sus reglas, materiales, instalaciones, número de deportistas, apoyos, entre otros, que lo diferencian del practicado por personas sin discapacidad.

Es así que podremos ir evidenciando los beneficios del deporte adaptado, el cual representa una real importancia en el desarrollo personal y social de la persona que lo practica, creando un campo adecuado y sencillo para la auto-superación. Cabe mencionar que participar y disfrutar del deporte entre personas con y sin discapacidad “tiene un efecto positivo en la percepción de la discapacidad por parte de los segundos, beneficios que se mantienen en el tiempo” (Pérez-Tejero, Ocete, Ortega, Coterón, 2012).

Es sabido que el deporte adaptado entrega a las personas con discapacidad los mismos beneficios físicos, psicológicos y sociales que el deporte convencional otorga a las personas sin discapacidad.

La invitación es a interesarse en conocer las distintas modalidades deportivas adaptadas y así fomentar una construcción ciudadana socialmente inclusiva para la persona humana.

Sitios de interés