Covid-19: “Ómicron sería la última gran ola”

Carlos Pérez, decano de la Facultad de Medicina y Ciencia de la U. San Sebastián, y Alexis Kalergis, líder del estudio clínico de la vacuna Sinovac en Chile, analizaron el actual escenario pandémico y el rol de la inoculación para controlar el avance del virus. “Esperamos bajar a una endemia durante 2022”, afirmó el académico USS.

Lunes 24 de enero de 2022

Covid-19: “Ómicron sería la última gran ola”
Escrito por Felipe Morales

Chile es considerado uno de los países con mayor cobertura de vacunación a nivel mundial. No sólo comenzó la aplicación de una segunda dosis de refuerzo, sino que mantiene “estable” la ocupación de camas críticas pese a que los contagios ya superan los 14 mil diarios. A ello se suma el trabajo mancomunado entre expertos locales y la farmacéutica Sinovac para producir en Chile vacunas para el resto del continente.

Alexis Kalergis, académico e investigador de la Pontificia Universidad Católica y líder del estudio clínico de Sinovac en Chile, analizó en la USS el impacto de la inoculación en el control de la pandemia. Lo acompañaron Manuel José Irarrázaval, presidente del Instituto de Políticas Públicas en Salud de la USS, y Carlos Pérez, decano de la Facultad de Medicina y Ciencia de la casa de estudios.

Imagen foto_00000012

Última gran ola de Covid

El decano Carlos Pérez, investigador responsable del Estudio de Vacuna Sinovac en el Hospital Félix Bulnes, señala que “se estima que en la actualidad se están produciendo cerca de 125 millones de nuevas  infecciones al día, la mayoría asintomáticas (Health Metrics and Evaluation, COVID-19 projections), y no creo que Chile haya alcanzado el peak de contagios aún. Sin embargo, tal como se ha visto en otros países, esperamos que la tasa de infectados diarios tenga un rápido descenso con el paso de las semanas”.

Lo que se ha visto -agregó Pérez- es una mayor transmisibilidad del virus, pero hasta el momento, los casos registrados coinciden con una enfermedad menos grave que al inicio de la pandemia.

Imagen foto_00000010

Y recalcó: “El virus seguirá circulando, pero Ómicron podría ser la última gran ola que enfrentemos. Ojalá este año, pasemos de pandemia (brote epidémico que afecta a regiones geográficas extensas, en más de un continente) a una endemia (brote de una enfermedad en un área geográfica o grupo de población específica)”.

En esta línea, descartó la efectividad de nuevas cuarentenas y no le cerró la puerta a la obligatoriedad de la vacuna. “Especialmente a quienes se desempeñan en el área de la salud, o entre quienes -por su trabajo- se relacionen con gran cantidad de personas”.

Investigación 

Kalergis, por su parte, valoró la importancia de que Chile avance tanto en la producción de vacunas como en la investigación en torno a nuevas variantes, “para lo que se necesitan mayores recursos y mayor asociatividad entre todos los involucrados. No se debe entender este trabajo como algo particular o solitario”.

Finalmente, resaltó la importancia de difundir los logros alcanzados y dar a conocer con responsabilidad lo que ocurre en Chile y el mundo. “La comunicación es fundamental. Si la ciudadanía no comprende, no conoce y no confía en lo que se está realizando, el trabajo realizado está prácticamente perdido”.

“Ha sido una labor ardua, donde profesionales de diversas áreas han trabajado incansablemente, por más de dos años, en beneficio de la ciudadanía”, precisó.

El especialista indicó que actualmente las diferentes vacunas contra el COVID-19 han demostrado una alta protección contra las distintas variantes del virus que ocasiona esta enfermedad.

¿Por qué se optó por una alianza con Sinovac?

El Dr. Kalergis fue uno de los impulsores de la llegada a Chile de la vacuna de la farmacéutica china Sinovac. A juicio del experto, se consideró el historial de seguridad del laboratorio, la metodología que utiliza la vacuna, la variedad de antígenos que trata y su modo de conservación, que permite llegar de buena manera a distintos lugares de Chile. “Sinovac jugó un rol clave para empezar a controlar la pandemia en nuestro país (…) Y gracias a la campaña de vacunación, la ola de la variante Delta (anterior a Ómicron) logró enfrentarse de buena forma”, detalló.

Imagen foto_00000009

Actualmente, el laboratorio Sinovac está instalando dos plantas en Chile, una en la comuna de Quilicura en Santiago donde se realizará el relleno y envasado de vacunas, con lo cual Chile se convertirá en polo de operaciones para Latinoamérica y otra en Antofagasta, como centro de investigación y desarrollo I+D.

Ver Conversatorio Ciencia en Tiempos de Pandemia 

 

Sitios de interés