Terapia Acuática: efectiva para personas en situación de discapacidad

Es una alternativa terapéutica que busca potenciar el proceso de rehabilitación, mejorar habilidades funcionales y comunicativas de niños y adultos con discapacidad, y facilitar con esto una mayor integración y participación social.

Terapia Acuática: efectiva para personas en situación de discapacidad
Escrito por

Rommy Bartholomaus, académica USS

La terapia acuática es una disciplina que combina las propiedades físicas de los fluidos con técnicas kinésicas de neurorehabilitación, utilizando el agua como un medio facilitador para el movimiento, con lo cual se mejora el control de postura y las reacciones de equilibrio, disminuye el dolor, aumenta la fuerza muscular y permite la reeducación de la marcha. Asimismo, se han observado beneficios en el área social, al contribuir a una mayor autoestima e independencia.

En este contexto, en la piscina municipal Aqua de Valdivia, el proyecto denominado: “Terapia Acuática para personas en situación de discapacidad”, da una alternativa terapéutica que busca potenciar el proceso de rehabilitación, mejorar habilidades funcionales y comunicativas de niños y adultos con discapacidad, y facilitar con esto una mayor integración y participación social.

Ahí, cada uno de los pacientes son acompañados en el agua por uno o dos estudiantes, según la discapacidad, y que el estudiante es guiado en el agua por un docente especialista, luego de que en este proceso de aprendizaje basado en la experiencia, se les entregara las competencias para realizar la terapia de forma responsable, incentivando el autoaprendizaje y favoreciendo en los pacientes la mejora de sus habilidades motoras y funcionales. Iniciativa que, vista la evidencia, contribuye en el desarrollo profesional de nuestros sebastianos y que tiene un aspecto valórico que influye de forma positiva en su formación.

Ahora, haciendo un recuento de 2016 y pensando en mantener el apoyo de la Casa de Estudios para seguir con el proyecto, podemos decir que ha cumplido con los objetivos específicos propuestos, logrando que los adultos en un 83% mejoren su balance. De la misma forma, los niños alcanzaron el objetivo funcional propuesto en un 75%, y mejoraron la intensión y habilidades comunicativas.

Acá además de lograr cambios concretos, los usuarios han evaluado positivamente la atención recibida, al encontrarse el 96% satisfechos y con sus expectativas cumplidas. Mientras que el 100% de los usuarios dicen que recomendarían a otras personas participar en el proyecto.

Otro aspecto relevante, es que este año se sumó la carrera de Fonoaudiología, lo que nos ha permitido dar una mayor cobertura al incorporar no sólo a pacientes con trastorno motor, sino que además a niños con trastorno del espectro autista, atendiendo durante este año a 55 usuarios.

Sitios de interés