Prevenir y tratar la presión arterial en el adulto mayor

Es una de las enfermedades más comunes en las personas de la tercera edad.

Martes 29 de mayo de 2018

Prevenir y tratar la presión arterial en el adulto mayor
Escrito por

María Fernanda Riquelme, docente de nutrición y dietética, U. San Sebastián sede Valdivia

El 17 de mayo se celebró el Día Internacional de la Hipertensión Arterial (HTA), enfermedad cardiovascular crónica, conocida como la presión alta, cuyo síntoma principal es el alza continua de la presión en las arterias.

La idea de la celebración surgió con la finalidad de instar a la población a chequear sus niveles de presión arterial y poner en conocimiento sobre los riesgos y consecuencias que puede atraer el hecho de mantener niveles de presión arterial elevados a lo largo del tiempo.

La hipertensión arterial es el aumento persistente de la tensión arterial de la fuerza ejercida por la sangre sobre las paredes arteriales. Esta enfermedad es una de las patologías más comunes en el adulto mayor, por lo cual la prevención es de vital importancia para las personas de la tercera edad”. Acá algunos consejos para la prevención oportuna:

Salud

Los rangos saludables corresponden a 120 mmHg de la presión sistólica y 80 mmHg de la presión diastólica y al presentar niveles por sobre los 140 mmHg/90 mmHg a lo largo del tiempo, se podría confirmar presencia de hipertensión arterial. Si usted presenta las presiones arteriales elevadas y no ha asistido a médico, se le aconseja que lo visite y consulte por su presión arterial, para saber si presenta o no hipertensión arterial.

Médico

En caso de que le hayan diagnosticado hipertensión arterial, lo ideal es que asista periódicamente al médico, tome sus medicamentos regularmente si se los prescribieron y siga conductas alimentarias que le permitan mantener presiones arteriales bajo niveles saludables. Por eso es necesario seguir hábitos alimentarios y de vida saludable avalados científicamente, que colaboren con el control de los niveles de presión arterial y cuiden su salud.

Alimentación

Se recomienda mantener la ingesta de sodio bajo los 2.000 mg/día, equivalentes a 5 gramos de sal al día, según lo sugerido por la Organización Mundial de la Salud (OMS). Otro punto aconsejable es consumir como mínimo cinco raciones de frutas, verduras, hortalizas, ya que colabora con la reducción de la presión arterial, además de mantener una alimentación baja en grasas, prefiriendo carnes magras y frutos secos en vez de carnes altas en grasa y embutidos, como las cecinas.

Deporte

Realizar actividad física aeróbica al menos durante 30 minutos al día, ya que reduce los niveles de presión arterial. Lograr una baja considerable de peso y obtener el peso óptimo reduce los niveles de presión arterial, cuando se encuentra elevada. Esto está relacionado con la alimentación, por lo que es bueno preferir cocinar alimentos en casa, en vez de comprar comida preparada en locales, ya que muchas veces éstas traen más sal de lo debido.