El desafío de fomentar la lectura en vacaciones

Los adultos debemos darnos el tiempo para conversar sobre historias y enganchar el interés de niños y jóvenes, compartiendo con ellos algunos títulos y tramas.

Miércoles 24 de enero de 2018

El desafío de fomentar la lectura en vacaciones
Escrito por

Marcela Rubilar, académica Facultad de Ciencias de la Educación U.San Sebastián

El desafío que los adultos tenemos durante estos meses de vacaciones de verano es buscar o armar panoramas o actividades para entretener a niños, niñas y jóvenes. Una de las preguntas frecuentes que surge es, ¿cómo romper la monotonía de los días y escapar de la tiranía de los celulares o la televisión?

Desde hace varios años, diversas organizaciones proponen semanas de actividades deportivas, tecnológicas, artísticas y culturales que incentivan al más indiferente y otorgan reales posibilidades para desarrollar los talentos, conocer amigos y aprender de manera colaborativa.

En ese contexto, ¿qué sucede con la lectura? Como sabemos, es una actividad individual que se realiza por motivación personal y también siguiendo modelos. Por ello, el mensaje para los adultos es darnos el tiempo para conversar sobre historias (reales, literarias, cinematográficas, etcétera) y enganchar el interés de niños y jóvenes compartiendo con ellos algunos títulos y tramas. No hay nada más motivador que alguien nos cuente una historia y la deje inconclusa… ¡Qué curiosidad! Y el final está en un libro… Esta época multimedial nos otorga innumerables posibilidades.

Libreros y librerías están preparados para sugerir obras adecuadas para cada edad y también las bibliotecas (públicas y privadas) esperan a los interesados para orientarlos con sugerencias y novedades.

A la diversidad de títulos y temas sumamos también los formatos; entonces, ya no hay excusas para no leer. Muchos “clásicos” de la literatura se publican, por ejemplo, como novela gráfica o cómic de gran calidad, lo que asegura ratos de entretención junto con presentar desafíos para la lectura crítica e interpretación de las imágenes.

Libreros y librerías están preparados para sugerir obras adecuadas para cada edad y también las bibliotecas (públicas y privadas) esperan a los interesados para orientarlos con sugerencias y novedades. Los balances del año anterior resaltan títulos que desarrollan de original forma temas como la migración, la diversidad, los derechos humanos y la ecología, entre otros. A lo anterior sumamos premiados libros álbum, sagas, poesía y libros pop up.

“Libros, callados libros de las estanterías, vivos en su silencio, ardientes en su calma; libros, los que consuelan, terciopelos del alma…”.