Colágeno: factor clave en la salud y estética

Si tenemos un adecuado consumo de proteínas en nuestra dieta, específicamente de carnes y pescados, no tendríamos inconvenientes en sintetizar nuestro propio colágeno.

Miércoles 3 de octubre de 2018

Colágeno: factor clave en la salud y estética
Escrito por

Josefa Rivera, académica de Nutrición y Dietética, U. San Sebastián

Llegó la primavera y el deseo de lucir una figura atractiva se agudiza tanto en hombres como en mujeres. Aunque mucho se ha repetido que milagros no existen, cada año se ponen de moda ciertos productos que prometen mejorar la apariencia física. Desde hace un tiempo, el colágeno ha sido señalado como un gran aliado para la belleza y salud.

Pero, ¿cuánto sabemos de esta proteína? Lo primero es que, como se indicó, se trata de una proteína, una de las más abundantes del organismo humano. Forma parte de nuestras articulaciones, huesos, tendones, músculos, piel, además de otras estructuras y tejidos orgánicos.

Se encuentra únicamente en los tejidos humanos y animales. En cuanto a su utilidad, explica que “la principal función del colágeno es proporcionar solidez y elasticidad a las estructuras donde se encuentra presente, además de brindar tonicidad en tendones, ligamentos y piel.

Aunque muchos recurren a suplementos, la principal fuente de colágeno en la dieta la otorgan los alimentos de origen animal. Por lo tanto, “si tenemos un adecuado consumo de proteínas en nuestra dieta, específicamente de carnes y pescados, no tendríamos inconvenientes en sintetizar nuestro propio colágeno. No obstante, sabemos que debido al envejecimiento de la piel y de las articulaciones provocado por la edad, en ocasiones creemos que es necesario recurrir a ayudas para retrasar el proceso. Es aquí cuando surge el tema de los famosos suplementos de colágeno, para prevenir el envejecimiento de la piel o para evitar el deterioro de nuestras articulaciones y huesos”, comenta la académica. Sin embargo, hay que tener cuidado.

Suplementos

Para aclarar conceptos, un suplemento alimentario es aquel producto en que sus componentes son derivados directamente de las propiedades naturales de un alimento, ya sea de origen animal o vegetal. “Hoy en el mercado encontramos una variada gama de suplementos de colágeno, los que pueden llegar a tener un costo aproximado de entre $18.000 y $21.000. Si analizamos de dónde proviene este colágeno hidrolizado, no es nada más que de animales como bovinos y cerdos.

Lo mismo podemos obtenerlo mediante el consumo de este tipo de alimentos. Lo que prometen estos productos, generalmente es mejorar la calidad de nuestra piel, para disimular signos propios de la edad, además de tener propiedades para aliviar el dolor articular y muscular. Sin embargo, debemos tener en cuenta que podríamos obtener estos resultados a través de una dieta balanceada y no realizar un gasto innecesario, teniendo en cuenta que hoy no existe suficiente evidencia sobre la efectividad del uso de suplementos de colágeno, ni para el tratamiento de lesiones asociadas a los ligamentos, enfermedades osteoarticulares, o para prevenir o retardar el envejecimiento de la piel.

Por ende, se aconseja que las personas no tomen un suplemento por iniciativa propia o, si deciden hacerlo, sean asesoradas por un profesional del área de la salud, para que reciban orientación con respecto al uso de este tipo de productos.

Mejor lo natural

Una mejor opción es potenciar la síntesis de colágeno de manera natural o evitar la pérdida de éste. Eso se logra siguiendo algunos consejos:

  • Asegurar una alimentación suficiente y balanceada. La experta sostiene que no debemos olvidar que la principal fuente de colágeno se encuentra en las proteínas de origen animal, por lo cual debemos asegurar el consumo suficiente de carnes rojas, pescados y huevos en la dieta diaria. “Sin embargo, no podemos dejar de lado la importancia del consumo de frutas y verduras, ya que sus vitaminas y minerales actúan como cofactores en la síntesis de colágeno, contribuyendo a una mayor síntesis.

  • Evitar estilos de vida y hábitos pocos saludables. Debemos evitar estar expuestos a sustancias dañinas para la salud como el tabaco, el alcohol, el estrés y la excesiva exposición solar, ya que, a través de estas acciones, se genera un mayor número de radicales libres, que tienen la capacidad de destruir el colágeno. En conclusión, nuevamente se debe recalcar la importancia de incorporar diariamente el consumo de frutas y verduras de distintos colores, para que ejerzan su efecto antioxidante y así se evite la destrucción del colágeno.