Trabajar por cuenta propia en la tercera edad

Según estudio de la USS sobre el comportamiento de compra de adulto mayor, un 65% manifiesta que la pensión es el principal ingreso de su familia.

Miércoles 21 de marzo de 2018

Trabajar por cuenta propia en la tercera edad
Escrito por

Francisco Mena, director de carrera Ingeniería Comercial, U. San Sebastián, sede Valdivia

Según la última encuesta de “Calidad de Vida del Adulto Mayor e Impacto Pilar Solidario”, de la Subsecretaría de Previsión Social y ejecutado por el Centro de Encuestas y Estudios Longintudinales de la U. Católica, el 46.2% de los pensionados trabaja por cuenta propia.

Muchos adultos mayores tienen que trabajar por necesidad de subsistencia y ese es un tema en el que debe intervenir el Estado. Sin embargo, es destacable la tasa de las personas de la tercera edad y el interés que tienen por trabajar. Ante esto, es necesario poner en carpeta lo favorable de mantenerse activo, generando beneficios en lo psicológico, social y económico, con la finalidad de tener un ingreso acorde a sus gastos y estar vigentes para nuestra sociedad.

Algunos consejos para ayudar a los adultos mayores a incrementar sus ingresos:

Ahorro para el futuro

Cuando se llega a la tercera edad, lo que menos quiere una persona es preocuparse por los problemas económicos. Ahorrar desde jóvenes es fundamental. Estudios recomiendan ahorrar a lo menos un 10% de los ingresos totales. Un buen ejemplo sería elaborar un presupuesto diario, semanal o mensual y tratar de cumplirlo en la medida de lo posible. Siempre es bueno destinar parte de su dinero al ahorro, para tener un respaldo económico.

Mantenerse en la vida laboral

Un porcentaje importante de las personas se encuentra dispuesto a trabajar después de los 60 años. Según el estudio de la Subsecretaria de Previsión Social, más del 45% de los adultos mayores trabaja por cuenta propia y el 37.3% posee un empleo fijo, lo que contribuye a su ingreso familiar y los mantiene activos laboralmente. Lo anterior se relaciona con el aumento significativo de la expectativa de vida en Chile (80 años).

Gastos y endeudamiento

La U. San Sebastián en un estudio de percepción sobre el comportamiento de compra del adulto mayor en Valdivia (Ecam), afirma que el 32% del ingreso total de los hogares donde viven las personas de la tercera edad, no alcanza para cubrir sus necesidades. Las consecuencias más importantes son que las personas tienen que endeudarse y postergar gastos para tratamiento de salud, en educación de algún familiar o reparación de sus casas.

Analizar las inversiones

Para los adultos mayores que tengan la capacidad de invertir, siempre es prudente hacerlo en oportunidades potencialmente rentables que posean un riesgo financiero menor como una casa, un terreno o un pequeño negocio. Es oportuno asesorarse con instituciones tanto públicas (universidades) y privadas que presten este servicio gratuitamente. Antes de invertir, es recomendable evaluar todas posibilidades y conocer las alternativas posibles.