Escuchar a los adultos mayores

Llama poderosamente la atención cómo en diferentes mesas de trabajo y temáticas, resalta la poca preocupación de las personas hacia los adultos mayores.

Jueves 30 de agosto de 2018

Escuchar a los adultos mayores
Escrito por

Francisco Mena, director carrera ingeniería comercial, U. San Sebastián, sede Valdivia

La semana pasada, con el liderazgo de la Fundación Oportunidad Mayor, la Municipalidad de Valdivia, adultos mayores, autoridades, docentes y estudiantes de la Universidad San Sebastián, de Ingeniería Comercial, se dio un nuevo paso para certificar nuestra ciudad como “amigable” con las personas mayores, al dar a conocer los resultados de los grupos focales de adultos mayores, conforme al Protocolo de Vancouver (Organización Mundial de la Salud), para identificar problemáticas.

Se trata de un estudio descriptivo, transversal y cualitativo, efectuado en dependencias de la USS, en que todos los participantes, adultos y adultos mayores, concurrieron de manera voluntaria, a través de una invitación previa, por grupos de interés.

Los resultados de los siete grandes ejes temáticos: Vivienda; Salud y atención a largo plazo; Transporte; Educación y trabajo; Asistencia y Protección Social; Información y Comunicación; y Desarrollo Urbano, se dieron en dos aspectos fundamentales: Acuerdos y Sugerencias.

Estos grupos focales fueron moderados por estudiantes de Ingeniería Comercial, quienes en una experiencia inédita fueron capacitados por Fundación Oportunidad Mayor, siendo los resultados de esta interacción entre jóvenes y adultos mayores sobre lo esperado, permitiéndoles a los jóvenes conocer una realidad que se encuentra aún con altos grados de invisibilidad.

Por otro lado, los adultos mayores constataron que existe un buen número de jóvenes que se preocupan de esta realidad, todo esto en una ambiente de íntima convicción de estar realizando algo histórico para nuestra ciudad. En este estudio llama poderosamente la atención cómo en diferentes mesas de trabajo y temáticas, resalta la poca preocupación de las personas hacia ellos, la falta de empatía con sus dolencias, mal trato. En definitiva, son aspectos que no requieren de inversiones económicas, sino de capital humano, de educación.

Es imperativo que nuestra sociedad reconozca a sus adultos mayores y se les dé dignidad en todo aspecto, lo cual me hace pensar en el Encuentro Mundial de las Familias, de 2013, en Roma, dado lo cual me permito cambiar la palabra abuelo por adultos mayores, al señalarse que, “los adultos mayores son la sabiduría de la familia, son la sabiduría de un pueblo. Y un pueblo que no escucha a los adultos mayores es un pueblo que muere“.