¿Dietas vegetarianas aptas en la infancia?

Las dietas pobremente planificadas o severamente restringidas pueden conducir a deficiencias de nutrientes que pueden comprometer o retrasar el crecimiento en los niños.

Lunes 10 de septiembre de 2018

¿Dietas vegetarianas aptas en la infancia?
Escrito por

Claudia Delgado, secretaria de estudios de Nutrición y Dietética, U. San Sebastián, sede Valdivia

Muchas familias están adoptando una alimentación vegetariana y por lo mismo, muchos niños y adolescentes. Se estima que la población vegetariana es alrededor de 3.3% en EE.UU., 4% en Canadá, 5-6% en Australia, mientras que en Chile algunos datos no oficiales señalan que podría ser cercano al 6%.

Se ha demostrado en diversas investigaciones que una alimentación vegetariana adecuadamente planificada puede cubrir los requerimientos nutricionales. En tal sentido, la postura de la Academia Americana de Dietética y la Asociación de Dietistas de Canadá enfatiza en que: “Dietas veganas, lacto-vegetarianas y ovolacteo-vegetarianas bien planeadas son adecuadas en todas las etapas del ciclo vital; y en el caso de los niños, promueven un crecimiento“.

Sin embargo, hay nutrientes críticos que precautelar -especialmente- en los grupos vulnerables del ciclo vital, más aún en la población infantil, que está en pleno desarrollo. Algunos nutrientes son: proteínas, hierro, zinc, calcio, vitamina D, B12 y A, riboflavina, ácidos grasos Omega 3, yodo y ácido fólico.

Cuando la planificación de las comidas es adecuada y se ponen a disposición suficientes alimentos, el crecimiento físico de los vegetarianos, incluso veganos, está dentro del rango normal. Por el contrario, las dietas pobremente planificadas o severamente restringidas pueden conducir a deficiencias de nutrientes que pueden comprometer o retrasar el crecimiento en los niños.

Es también propicio destacar que una alimentación con un alto contenido de fibra y una baja densidad calórica puede proporcionar una sensación de plenitud antes de que se ingiera una cantidad adecuada de energía. Esta situación puede ser un problema significativo en niños pequeños, que tienen capacidades estomacales limitadas. Se han descrito limitantes nutricionales en niños con familias adherentes a dietas macrobióticas, ovo-lacto vegetarianas, por lo que una revisión de la composición de la dieta individual y también familiar es fundamental para asegurar la provisión adecuada de energía, vitaminas y minerales, ya que los niños son alimentados de acuerdo a prácticas de sus padres. Un enfoque de apoyo por un Nutricionista, con experiencia y seguimiento periódico, es fundamental para asegurar la cobertura de necesidades nutricionales, procurando el crecimiento y desarrollo normal.