Adultos mayores que no toman desayuno tienen menos calidad de vida

Así lo señala un estudio realizado por expertos en nutrición de la Universidad San Sebastián, donde se entrevistó a 1.285 personas mayores de 60 años. Del total de los encuestados, un 94,7% toma desayuno habitualmente, mientras que un 5,3 no lo hace.

Adultos mayores que no toman desayuno tienen menos calidad de vida

El desayuno es considerado la principal comida de los chilenos después del almuerzo. Un 90% de la población tiene el hábito de comer antes de iniciar las actividades del día, lo que es importamte porque esta ingesta mejora el estado nutricional de las personas.

Un estudio realizado por nutricionistas de la Universidad San Sebastián, enfocado a la población adulto mayor, señala que las personas mayores de 60 años que no toman desayuno tienen una menor calidad de vida. En la investigación se entrevistó a 1.285 personas de la tercera edad, autónomos de ambos sexos. Ellos fueron reclutados en los centros de salud familiar pertenecientes a las comunas de Recoleta, Macul, Santiago Centro, La Florida, Puente Alto, Providencia, Pedro Aguirre Cerda, La Granja, Cerro Navia, La Reina, Pudahuel, Melipilla, Quilicura, Conchalí, San Bernardo, La Cisterna y Buin.

A cada uno de ellos se les aplicaron dos encuestas (una alimentaria y otra de estilos de vida saludables) y posteriormente se realizó una evaluación antropométrica (peso y talla). 

Del total de los entrevistados, un 94,7% toma desayuno habitualmente, mientras  que un 5,3% no lo hace. Al comparar la calidad de vida entre los adultos mayores que consumen o no desayuno se observa una significativa mayor puntuación en los ítems calidad de vida, autorrealización, responsabilidad en salud y nutrición en aquellos que tomaron. 

"El principal resultado de nuestro estudio indica que los AM que consumen desayuno tienen una mejor calidad de vida que aquellos que no lo hacen y un IMC significativamente menor (en hombres). por otra parte, un estudio realizado en AM en donde la pérdida de apetito durante el desayuno o almuerzo, se asoció con un mayor riesgo de desnutrición, menor fuerza muscular y capacidad funcional", dice el imforme.