Directora del Senda: “La ley de Tabaco ha generado un cambio cultural”

La directora del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (Senda), Lidia Amarales, señala que pese a que han pasado tan solo dos años de la vigencia de la Ley de Tabaco, el impacto social ha sido significativo.

Directora del Senda: “La ley de Tabaco ha generado un cambio cultural”
Escrito por Bastián Garcés

A dos años de la implementación de la Ley de Tabaco, los resultados no se han hecho esperar. Según la última encuesta del Servicio Nacional para la Prevención y Rehabilitación del Consumo de Drogas y Alcohol (SENDA) la prevalencia del consumo de tabaco en adolescentes en el último mes bajó de 42% a 26,7%. Mientras que el consumo diario descendió de 15,8% a un 7,3%.

Si bien en el caso de los adutos aún no hay una medición a nivel nacional que reflejen esta baja, si hay un cambio de conducta por parte de la población que ya no fuma en lugares públicos cerrados. 

- ¿Cuál es la evaluación de Ley de Tabaco a dos años de vigencia?

- Ha sido muy bien implementada porque es una muy buena ley. Es una ley cuyo corazón son los ambientes libres de humo de tabaco en todo lugar público. Vemos que se ha producido un cambio cultural, es decir, la gente ya no fuma como antes. Ya no vemos personas fumando en los espacios cerrados, la gente sale a fumar fuera. Hecho que también ha ayudado a los fumadores porque ahora lo están haciendo menos. Antes en los restoranes fumaban entre plato y plato, al igual que en otros lugares públicos. Por lo tanto, creemos que es una ley que se está cumpliendo el objetivo y eso lo demuestran las cifras. De hecho, la única droga que ha disminuido en forma sostenida y permanente la prevalencia, según la última Encuesta Escolar, ha sido el tabaco, con una reducción de un 16% a un 7% en el consumo diario juvenil en el 2013.

- Actualmente existe una crítica por la fiscalización, particularmente porque no se respeta la prohibición de la publicidad, aspecto que no se estaría cumpliendo.

- Lo único que no se está cumpliendo, y se están realizando las fiscalizaciones correspondientes, es el control de la publicidad en los puntos de venta. Las tabacaleras han encontrado la estrategia para hacer publicidad, pese a que eso está en contra de lo que dice la normativa, por lo tanto están cometiendo una ilegalidad. Es por eso que hace un par de días junta con el Seremi de Salud hicimos una fiscalización y se cursaron tres notificaciones de incumplimiento a la Ley de Tabaco en tres locales, en dónde tenían la misma metodología de publicidad. Elementos que según contaron los locatarios eran entregados por la industria.

-¿Cómo es ese tipo de publicidad del que habla?

- Estuve en Viña del Mar realizando un trabajo respecto a alcohol cero y recorrimos locales en Reñaca y encontramos que tenían exactamente el mismo tipo de publicidad. Son pantallas planas muy luminosas, con publicidad del tabaco, hecho que está prohibido. Esto ocurre porque hay un vacío legal. La Seremi de Salud no puede sancionar cuando detecta una infracción, solo puede levantar una acta. Esa fue una atribución que le fue quitada durante la discusión de la Ley por parte de Senado, por lo tanto quedó imperfecta. Por supuesto eso lo aprovecha la industria para poder hacer publicidad que está orientada a su grupo objetivo que son los jóvenes.

- Cuatro de las tabacaleras más importantes de Estados Unidos, apelan a la condena de un juicio de la Corte Suprema estadounidense que las obligaría a reconocer públicamente que hicieron publicidad engañosa.

– Esa es una polémica de hace tiempo y que también, persiste hasta el día de hoy. Ellos guardaron y clasificaron información científica que demostraba que el tabaco producía no sólo daño a la salud, sino que también la muerte. Prácticamente todas las enfermedades crónicas no trasmisibles, es decir, los cánceres, las patologías cardiovasculares y cerebrovasculares, diabetes, hipertensión, entre otras, tienen como factor de riesgo el tabaquismo y esa información científica ellos la ocultaron durante muchos años.

-Un estudio publicado en Australia plantea que dos de cada tres fumadores muere a causa del cigarrillo, en el caso de Chile ¿cuál es la relación?

-Sí. Nosotros también tenemos cifras que nos muestran esa crudeza: 16.700 personas mueren al año como consecuencia de una enfermedad asociada al consumo del cigarrillo, lo que significa que cada día fallecen 47 personas, a la razón de una cada media hora, por culpa de esta adicción.

Es el factor de riesgo más importante en riesgo de mortalidad en Chile, así que para nosotros son cifras importantes, que son dramáticas pero que a pesar de eso estamos optimistas porque vemos que la Ley de Tabaco si está impactando positivamente en la población, y sobre todo en los jóvenes.

 

Imagen foto_00000011
Lidia Amarales, Directora del Senda.

Los cambios a la ley 

- Mirando desde la perspectiva de los dos años que han pasado, ¿cómo es posible mejorar esta ley?

- En este momento hay un proyecto de ley que se está discutiendo en el Parlamento, que ha sido reafirmado y apoyado por el Ministerio de Salud, que tiene varios elementos. Uno de ellos es devolver la tuición de la fiscalización a la Autoridad Sanitaria. Otro aspecto es que la ley sea más dura en la sanción y fiscalización, para que se pueda cerrar un local si no se está cumpliendo, por ejemplo, y multas más altas para la industria tabacalera porque claramente aquí hay una campaña ilegal de publicidad.

También en este nuevo proyecto aparece la prohibición de consumir tabaco cuando se trasladan niños en un auto, que también me parece relevante porque sabemos que en el auto, por ser un lugar pequeño, la concentración de tabaco, y hay estudios que así lo demuestran, es 10 o 20 veces mayor que en una casa. Elementos que están siendo dañinos a la persona que no es fumadora en el auto y más aún si son niños. Además se busca prohibir fumar en parques donde asisten niños, aspectos que son relevantes para seguir avanzando.

- La Organización Mundial de la Salud  plantea subir aún más los impuestos para combatir el tabaquismo, ¿qué opina al respecto?

- Nosotros hemos avanzado en eso también, pero eso no está evidenciado todavía en nuestras encuestas. Hay que recordar que un aspecto de la reforma tributaria realizada por la Presidenta se relacionaba con el alza del tabaco en el impuesto específico que significó un alza importante en su precio, y esto también demuestra que impacta fundamentalmente en los jóvenes y en los estratos socioeconómicos más bajos, que también tienen niveles de prevalencia que han ido aumentando más que en los estratos económicos más alto, al igual que la adicción. 

 - Otra medida que plantea la OMS es la implementación de la cajetilla neutra, que ya se ha aprobado en Australia, Francia y Finlandia, ¿el proyecto de ley en trámite también contempla esta medida?

- Sí. Esa iniciativa está planteado dentro de la nueva ley. En Australia ha tenido un impacto importante de disminución de la prevalencia. Australia era uno de los países más fumadores y eso ha disminuido de forma significativa. Entonces es muy importante, porque eso significa que las tabacaleras no podrán hacer su publicidad orientada a los jóvenes, que es donde ellos apuntan porque cuando más precoz se inicia el tabaquismo, como cualquier otra droga, más posibilidades de adicción existen. Por lo tanto, el hecho de tener a un niño que se inicia el tabaco, es la posibilidad de tener un cliente seguro en el futuro. Es relevante seguir avanzando en lo que es la eliminación de la publicidad.

Una ley para todos y sin lobby

- Obviamente un punto importante es evitar que los jóvenes comiencen a fumar pero, ¿qué pasa con las personas que tienen 30 o 40 años? ¿Cómo hacer que deje de fumar?

- Creo que estos proyectos de ley están orientados a evitar que se inicie el consumo de tabaco y a proteger al fumador pasivo, ya sea de segunda mano o tercera mano. Hay una encuesta del Ministerio de Salud que indica que el 45% de las mujeres fuman menos a causa de esta Ley de Tabaco. La organización Chile Libre Humo de Tabaco hizo una encuesta al mes y a los seis meses de implementada la ley y claramente hay un porcentaje, alrededor del 20% o 30%, que habían dejado de fumar o lo hacían en menor medida. Eso es lógico, si tú no puedes fumar en ningún lado, si en la oficina no se puede fumar y por supuesto las personas tienen que trabajar con productividad, fuman menos porque no puede estar bajando o saliendo a hacerlo muy seguido. Eso me parece positivo porque estamos ayudando a disminuir la carga de enfermedades de esas personas, ahora muchas de ellas toman conciencia de la necesidad de dejar de fumar.

- Otro tema que ha sido planteado en nuestro país es el lobby, situación a que las tabacaleras recurren frecuentemente, sobre todo al hablar de cajetillas neutras porque según ellas les “estaría matando el negocio”, ¿qué opina de eso?

- Hay una frase de la OMS que “el único producto que si se consume como la industria quiere que se consuma, mata, es el cigarro” y eso lo dice todo.  El 25% del presupuesto del Ministerio de Salud se va en tratar enfermedades que son producidas por el tabaco, es decir, tenemos un gasto como país, producto de eso. El lobby quedó claro en la discusión parlamentaria anterior, lo dijo el ministro de Salud anterior, lo dijeron parlamentarios y a mí me consta haber visto representantes de la industria dando vueltas por el Congreso. El convenio marco que promueve la OMS y que firmó Chile dice que existe prohibición de tener cualquier tipo de lobby en relación a la industria tabacalera.