Mortalidad infantil: baja pero no lo suficiente

Pese a los notables progresos en las últimas décadas, la desnutrición y las enfermedades infecciosas siguen arrasando con la población infantil en muchos lugares del mundo, especialmente en sus primeras semanas de vida. Estadísticas del último informe de la ONU, OMS y UNICEF. ¿Y Chile?

Mortalidad infantil: baja pero no lo suficiente
Escrito por Julio Enrique De Villegas

10 septiembre 2015

Un informe de la Organización Mundial de la Salud, el Banco Mundial y la ONU entregado ayer miércoles señala que desde 1990 se ha conseguido bajar en 53% la mortalidad infantil. Sin embargo, aún sigue alta en algunas regiones del mundo, especialmente de África subsahariana, donde hay una tasa de entre 50 y 100 muertes antes de los 5 años por cada 1000 nacidos vivos (en Chile disminuyó de 19/1000 a  8/1000 en 2015).

Una de las metas internacionales para el milenio era reducir este índice en dos tercios, y aunque se logró avances notables en varios países (Bangladesh bajó de 144 a 38, Bolivia de 124 a 38, China de 54 a 11) el objetivo global no se cumplió.

Imagen foto_00000007

Esta alta mortalidad se debe a principalmente a desnutrición e infecciones, causas del todo prevenibles.

"Para seguir reduciendo, tenemos que concentrarnos en mortalidad neonatal", dijo Flavia Bustreo, la asistente del director general de la OMS. Esto significa atención médica oportuna para enfrentar problemas como la asfixia y la sepsis, así como estimular la lactancia materna y las vacunaciones tempranas.

La mitad de los fallecimientos ocurre en el primer mes, e incluso antes: un millón de niños muere en el mundo durante su primer día de vida...

Vea el informe técnico completo adjunto a esta crónica.