¿La próxima epidemia?

En 2014, el mundo pudo evitar un terrible brote de ébola, gracias a miles de generosos trabajadores de salud, y también, francamente, gracias a muy buena suerte. Pero ahora es el momento, sugiere Bill Gates, de poner todas nuestras buenas ideas en operación, desde la planeación por escenarios, pasando por la investigación sobre vacunas y el entrenamiento a trabajadores. Como él dice: "No hay necesidad de provocar pánico... pero hay que empezar a actuar".

Jueves 14 de mayo de 2020