Estudiante de la U. San Sebastián logra medalla de oro en remo en Juegos Panamericanos Lima 2019

Felipe Cárdenas, alumno de Kinesiología de la sede Concepción, consiguió junto a su equipo el primer lugar en el cuatro sin timonel peso ligero, coronando una histórica actuación del equipo chileno en el remo.

Lunes 12 de agosto de 2019

Estudiante de la U. San Sebastián logra medalla de oro en remo en Juegos Panamericanos Lima 2019
Escrito por USS

Una histórica actuación consiguió el remo nacional en los Juegos Panamericanos 2019 que se disputan en Lima, Perú. Este sábado los representantes de esta disciplina dieron una verdadera clase de esfuerzo, perseverancia y talento al obtener dos medallas de oro y una de plata en el día final de la disciplina.

En efecto, el conjunto femenino de cuatro pares de remos cortos (Isidora Niemeyer, Soraya Jadue, y Melita y Antonia Abraham) logró el primer lugar, y en la prueba final, en los ocho remos masculino, el equipo nacional logró quedar en el segundo lugar y con eso llevarse la medalla de plata.

La otra medalla dorada y el más alto lugar del podio fue para el equipo masculino de cuatro remos peso ligero. Sacándole casi tres segundos de ventaja a México y cuatro a Cuba, el equipo nacional logró ganar la carrera. El cuarteto estuvo compuesto por Felipe y Fabián Oyarzún, Roberto Liewald y Felipe Cárdenas, este último estudiante de Kinesiología, de la sede Concepción de la Universidad San Sebastián.

Con estos resultados, el equipo nacional consolidó una maciza e histórica actuación, ya que gracias a su desempeño, terminaron en solitario en el primer lugar de la tabla general del remo. Con 4 medallas de oro, dos de plata y dos de bronce, los representantes chilenos lograron quedar por encima de Argentina y Cuba, que lograron mayor cantidad de medallas pero con menor valoración.

Puedes ver el video de la carrera en la página de ADN Radio.

Imagen foto_00000001

La historia de Felipe

La historia de Felipe Cárdenas no es como la de todos los deportistas. Cuando era niño no le gustaba practicar ninguna disciplina. Lo suyo era la televisión. Y su mamá se empezó a preocupar. “Estaba con sobrepeso. Y un colega de mi mamá, Andrés Barrientos, le dijo que me llevara al remo, a San Pedro. Tenía 13 años y así empecé”, cuenta.

Desde Lima, reconoce que al principio no le gustó mucho. “Era sólo trabajo físico. Y eso no me atraía. Pero a las dos semanas me subieron a un bote y la sensación de estar rodeado de agua, me enamoró”, recuerda.

Y las alegrías no tardaron en llegar. Hace once años que es seleccionado chileno, y cuenta con orgullo entre sus máximas satisfacciones el oro en el Sudamericano de Cochabamba, el bronce de los Panamericanos de Toronto y participar en los Juegos Olímpicos de Río, en 2016. “Siempre fue un sueño representar a Chile y llegar a lo que estoy ahora es increíble. Yo veía las olimpíadas por la tele, me acuerdo de las medallas de Massú y González en el tenis, y pensaba que sería bacán poder estar compitiendo con los mejores de los mejores, porque no cualquiera puede estar ahí, porque el cupo hay que ganárselo. Y lo logré”, cuenta. Y en Lima 2019 repitió la hazaña, logrando el histórico podio.

En el camino que lo ha llevado a conseguir sus objetivos, la Universidad San Sebastián ha sido fundamental. “Me ha ayudado un montón desde el principio. Me apoyan con la toma de horarios y me dan facilidades para armar mi semestre, porque voy más lento. Sé que la carrera no la voy a sacar en cinco años, pero creo que lo que define a una persona es lo que tuvo que hacer para obtener sus logros, por ejemplo, una buena nota o una medalla. Son muchas horas de estudio y entrenamiento; mañanas de frío y noches largas con los libros. Hasta ahora lo he podido sacar adelante, gracias a la USS”, relata.

Si bien no ha sido fácil, Felipe dice que siendo ordenado todo se puede. “Antes estuve en otra universidad y no me apoyaron, y eso me frustraba mucho, porque quería estudiar y seguir con el remo. Incluso pensé que no podría hacer las dos cosas, hasta que me cambié y entré a la San Sebastián. Me entendieron y pude salir adelante. Además de representar a mi bandera, represento a mi Universidad. Y eso me pone feliz”, concluye.

Felicitaciones a Felipe y todo el equipo nacional!

Foto principal: Cooperativa.cl