Previniendo nuevas plagas en Chile

Se vuelve clave evaluar cuán probable es que una cierta especie pueda establecerse en un nuevo hábitat.

Miércoles 18 de julio de 2018

Previniendo nuevas plagas en Chile
Escrito por

Stella Januario, directora Departamento de Ciencias Biológicas y Químicas, USS sede Valdivia

Existen de cientos a miles de organismos que se volvieron plagas causando daños ecológicos, sociales y económicos en ambientes naturales o cultivos comerciales. Se espera que estas cifras crezcan en el futuro producto del aumento sostenido del comercio internacional, el cual favorece que diversas plagas se puedan desplazar por largas distancias y establecerse en nuevas regiones.

Considerando el alto costo de los programas de erradicación de plagas y la escasa probabilidad de éxito que estos tienen, se recomienda a los gobiernos poner énfasis en actividades preventivas que impidan la introducción de estas especies dañinas. En este contexto, se vuelve clave evaluar cuán probable es que una cierta especie pueda establecerse en un nuevo hábitat.

La carencia de estos análisis representa una gran limitante para cualquier sistema de protección fitosanitaria, ya que dificulta aspectos tales como la asignación de recursos de vigilancia, priorización de cultivos y la gestión de un programa de control de plagas de alcance nacional. Desde la perspectiva del agricultor, no disponer de estos análisis limita su gestión del riesgo de plagas en la selección de cultivos, la anticipación frente a los problemas sanitarios o el destino final de futuras inversiones silvoagrícolas.

El poner a disposición de los servicios públicos una herramienta que facilite estos análisis se vuelve una misión prioritaria. Por esta razón, desde hace dos años las universidades San Sebastián, Austral, Santo Tomás y el centro CAPES-UC, en conjunto con el Servicio Agrícola y Ganadero, SAG y la Asociación de Exportadores de Frutas, ASOEX han trabajado para desarrollar una herramienta gratuita y de fácil acceso que permita identificar los principales problemas fitosanitarios y potenciales, así como la susceptibilidad de cualquier parte de Chile a estos, permitiendo una mejor planificación de las labores de prevención y control de plagas. Además, esta herramienta, permitirá la coordinación de esfuerzos entre predios vecinos, facilitando estrategias comunitarias más eficientes y sostenibles.

Gracias al financiamiento de la Fundación para la Innovación Agraria, FIA, durante el primer semestre del próximo año, esta herramienta estará disponible para el SAG, lo que será no solo un aporte al diseño y planificación de actividades preventivas, sino también una contribución al mejoramiento del estado fitosanitario del sector agrícola y forestal chileno, especialmente, para aquellos usuarios que carecen de las capacidades tecnológicas para acceder a estas herramientas.