Consejos sobre la alimentación en verano

Entre los alimentos cuyo consumo aumenta en verano, están el agua y aquellos que en su forma natural sean frescos y tengan mayor contenido de agua, entre ellos, las frutas y las verduras.

Miércoles 5 de diciembre de 2018

Consejos sobre la alimentación en verano
Escrito por

Solange Martínez, académica Nutrición y Dietética, U. San Sebastián, sede Concepción

En la época estival, existe mayor variedad de alimentos que se pueden incorporar en la dieta, sin embargo, esta no debería sufrir mayores variaciones, ya que en todo tiempo se debe tener una alimentación equilibrada y balanceada.

En verano, se elevan las temperaturas y eso produce mayor riesgo de deshidratación, “y es por eso que entre los alimentos cuyo consumo aumenta están el agua y aquellos que en su forma natural sean frescos y tengan mayor contenido de agua, entre ellos, las frutas y las verduras.

Éstas últimas, además de su alto contenido hídrico, presentan un bajo contenido energético y graso. “No obstante, su consumo debe ser balanceado y en cantidades moderadas, ya que en exceso (más de cinco porciones al día) podrían provocar aumento progresivo de peso corporal y de los niveles de glicemia.

En el caso de personas adultas obesas, de preferencia deben consumir frutas cítricas, manzana, pera y frutas frescas, de ser posible con piel o cáscara. Respecto a las verduras y hortalizas, se deben privilegiar las de hojas verdes, ya que tienen mayor contenido hídrico y fibra dietética, lo que permite alcanzar la saciedad.

En esta temporada disminuye el consumo de legumbres debido a la forma tradicional de preparación en plato caliente, sin embargo, pueden ser consumidas como entradas o ensaladas frías, ya que la eliminación temporal de este alimento no permite obtener un nutriente llamado fibra dietética, que tiene muchos beneficios para la salud, como favorecer el tránsito intestinal y la regulación de azúcar sanguíneo, entre otros. Por lo tanto su incorporación en la dieta es fundamental.