La importancia del sexo en la relación de pareja

El sexo pasó a ocupar un lugar central dentro de la relación de pareja, teniendo un importante porcentaje de la responsabilidad respecto del éxito o fracaso de ésta.

La importancia del sexo en la relación de pareja
Escrito por

Paulina Galindo, psicóloga y académica Facultad de Psicología, U. San Sebastián, Concepción.

La palabra sexo, aún en la actualidad, es un concepto que se trata, se conversa y se mira de reojo. Genera sentimientos polares como vergüenza/orgullo, insatisfacción/satisfacción, tristeza/alegría y, si bien es cierto que al parecer conversar sobre este tema es más frecuente, hay que preguntarse ¿qué se habla? especialmente dentro de la pareja o ¿cuál es su función en el desarrollo vincular?

El sexo corresponde a una necesidad humana que, más allá de sus funciones reproductivas, aporta en la evolución y desarrollo de la pareja. Destaca la función de reforzar el vínculo, generando la percepción de un espacio común de intimidad que permite que la pareja pueda involucrarse y relacionarse de forma más profunda. Corresponde a un modo de comunicación por medio del cual se expresan deseos, temores y placeres, así como también se genera el espacio de conexión emocional que permite el acercamiento al otro, visualizando con mayor facilidad sus necesidades. Todo lo anterior considerando el encuentro sexual como un ingrediente más dentro de una relación de pareja estable y con proyección.

Respecto a los cambios que reportan los especialistas, se encuentra la necesidad, dentro de la pareja, de demandar conductas sexuales que resulten más satisfactorias y placenteras, sin existir diferencias significativas entre hombres y mujeres, a diferencia de lo que pasaba antaño, cuando era el hombre quien demandaba actitudes y conductas orientadas a mejorar la relación sexual.

El sexo, por lo tanto, pasó a ocupar un lugar central dentro de la relación de pareja, teniendo un importante porcentaje de la responsabilidad respecto del éxito o fracaso de ésta. Así, una buena conexión, comunicación y entendimiento pasan por cómo se lleven y complementen también en esta área.

La importancia de que la pareja converse respecto de este tema apunta a identificar los diversos beneficios que potencian la idea del sexo como una conducta fundamental dentro del desarrollo humano. A modo de ejemplo, los expertos afirman que el sexo puede ayudar a perder hasta 560 calorías por cada encuentro sexual, ya que corresponde a un ejercicio completo que involucra la mayor parte de los músculos, teniendo la facultad además de tonificar la musculatura.

Por otra parte las investigaciones plantean que el sexo ayuda a disminuir los niveles de estrés, ya que es una actividad que permite desconectarse del entorno y concentrarse en el aquí y el ahora. Específicamente el orgasmo produce una sensación de calma y relajación. Esto ocurre, según los resultados de diversos estudios, ya que las múltiples experiencias sexuales durante un periodo de tiempo, reducen significativamente la liberación de cortisol (hormona del estrés), además de favorecer el aumento de la formación de nuevas neuronas (neurogénesis) y reducir los niveles de ansiedad.

Tal vez por todos estos beneficios e implicancias emocionales y relacionales en la actualidad sea más frecuente escuchar hablar sobre sexo