Negativos efectos de juegos y videos con contenido sexual

Resulta fundamental que los padres sepan qué están viendo sus hijos en internet. Así como hay juegos que gatillan violencia, hay otros con contenido sexual inapropiado. Sus implicancias en el desarrollo del "yo" no son menores, en tanto los símbolos e imágenes van conformando parte de la realidad en la mente de los niños. El riesgo es mayor si consideramos la curiosidad sexual normal de los preadolescentes.

Negativos efectos de juegos y videos con contenido sexual
Escrito por

Margarita Sandoval, Psicóloga y académica de Psicología, Universidad San Sebastián

Existen en la red videos de dibujos animados y personajes virtuales con sexo explícito y pedofilia, en ocasiones bastante brutal (Shotacon y lolicón). Éstos son géneros de dibujos o animación japonesa que muestran relaciones sexuales con y entre menores. En el shotacon las relaciones son de carácter pedófilo homosexual, niño-adulto. El lolicón son relaciones pedófilas con niñas. Si bien esto no es considerado pornografía infantil, es moralmente inaceptable ya que puede avalar las relaciones pedófilas, y ser utilizado por agresores sexuales como una forma de validar sus acciones.

Pueden afectar el desarrollo psicosexual normal, llegando a ser adictivos, o puede haber repetición de imágenes intrusivas en la mente lo que puede aumentar los niveles de ansiedad y angustia.

Ver este tipo de material puede llevar a que, lo que se inició por curiosidad, avance a la revisión de videos con pornografía real, lo que claramente afecta al desarrollo psicosexual de niños y adolescentes. Otro ejemplo es Pedobear, un oso pedófilo empleado para crear macros humorísticos sobre temas de pedofilia, la pornografía infantil. Estos videos en youtube utilizan la sátira que puede resultar divertida para adultos, pero los niños no entienden ese tipo de abstracción por lo que trastoca su visión de la sexualidad.

Estos videos y juegos están en la red, y no son clasificados como pornográficos, sino más bien como humor negro e ironías. En el caso de preadolescentes que están vivenciando cambios físicos y psicológicos, la exposición a estos videos y juegos puede acarrear riesgos tales como construir una conceptualización y posterior vivencia de la experiencia sexual como agresiva. Además los expone a ser presa de agresores sexuales que están en permanente monitoreo de estas páginas. Es importante consignar que el acoso sexual por internet –grooming- produce los mismos efectos psicológicos que las agresiones sexuales directas.

Si bien internet es una fuente inagotable de información y que tiene muchas ventajas como, por ejemplo, familiarizarse con un idioma extranjero, los padres tienen el deber de mantener una comunicación fluida con sus hijos, revisar qué ven en la web y restringir su uso a máximo dos horas y media al día.

Comentarios