Consejos para el ejercicio físico en verano

Sin los cuidados o las recomendaciones profesionales, las personas pueden arriesgarse a sufrir lesiones agudas, traumáticas u otras.

Martes 19 de febrero de 2019

Consejos para el ejercicio físico en verano
Escrito por

Luis Alberto Parada, académico Pedagogía en Educación Física, U. San Sebastián

En verano aumentan las actividades al aire libre. Personas de todas las edades se sienten estimuladas a desarrollar ejercicio y práctica deportiva. Muchos no son practicantes habituales ni están familiarizados con el ejercicio físico. Sin los cuidados o las recomendaciones profesionales pueden arriesgarse a sufrir lesiones agudas, traumáticas u otras.

Lo lógico antes de iniciar una práctica deportiva es chequear nuestra salud, verificando las condiciones cardiovasculares o sistémicas. Son muy pocas las entidades patológicas que no se benefician del ejercicio y previenen su progreso o mejoran.

Otro elemento importante es el estado nutricional. Considere su peso corporal como un factor determinante en el tipo de ejercicio a seleccionar y la programación e intensidad de este. El sobrepeso no solo es un factor de riesgo cardiovascular, sino también produce sobrecarga sobre los distintos tejidos del sistema musculoesquelético, articulaciones, tendones y ligamentos que se ven fuertemente demandados más allá de sus rangos fisiológicos.

El éxito de todo programa de ejercicio es lograr la adhesión para disfrutar de los beneficios de una vida más sana.

Consejos

  • Elija cuidadosamente su actividad deportiva o tipo de ejercicio pensando en objetivos alcanzables, que sean más bien una experiencia placentera que una meta insalvable. No todas las personas gustan del trote o de actividades que agreguen más estrés a sus vidas.

  • Utilice implementación deportiva adecuada.

  • Revise sus zapatillas y el tipo de terreno en que realizará sus actividades.

  • Programe su ejercicio en tiempo de práctica, intensidad, días de la semana.

  • No olvide que un ejercicio tiene una fase de entrada en calor, desarrollo y vuelta a la calma.