Qué entendemos por convivencia escolar

Una buena convivencia escolar no solo genera un ambiente propicio para el aprendizaje sino que además, fortalece a la sociedad en su dimensión democrática.

Jueves 21 de junio de 2018

Qué entendemos por convivencia escolar
Escrito por

Lorena Liewald, académica Facultad de Ciencias de la Educación, U. San Sebastián sede Valdivia

Según la Ley 20.536, publicada el 17 de septiembre de 2011 “se entenderá por buena convivencia escolar la coexistencia armónica de los miembros de la comunidad educativa, que supone una interrelación positiva entre ellos y permite el adecuado cumplimiento de los objetivos educativos en un clima que propicia el desarrollo integral de los estudiantes“.

Esto se encuentra también establecido en el Marco para la Buena Enseñanza, documento que guía el quehacer profesional, puesto que establece las responsabilidades que debemos asumir los docentes.

Una buena convivencia escolar no solo genera un ambiente propicio para el aprendizaje sino que además, fortalece a la sociedad en su dimensión democrática. El respeto al otro, el respeto a las diferencias, el respeto a la individualidad, pero a la vez la conciencia de que cada individuo se desarrolla al interior de una comunidad, es decir, que forma parte de una, y como tal se compromete con el bien común de su entorno, finalmente se traduce en el bienestar de cada uno y de todos.

Distintas acciones universitarias

En ese marco, es un deber de las Universidades evidenciar, claramente, en la política de Formación Docente la temática de Convivencia Escolar. Por lo anterior, la Facultad de Ciencias de la Educación de la Universidad San Sebastián ha asumido este tema a través de distintas acciones. Por un lado, desde los cursos de Pedagogía y disciplinares, por medio de los programas de estudio que dan cuenta de los distintos Planes de Educación Básica y Media; y por otro, mediante actividades extracurriculares donde los estudiantes ponen en práctica aspectos teóricos abordados al interior del aula.

Sin lugar a dudas son las llamadas aulas no convencionales aquellas en las que se puede evidenciar de forma patente la temática de la convivencia. Es así que, cada una de las carreras que conforman la Facultad de Ciencias de la Educación organizan actividades en pos de este objetivo: salidas a terreno, shows inclusivos, rutas patrimoniales, actividades de fomento lector, entre otras, dan cuenta de este propósito, cuya finalidad es enfrentar a los estudiantes a dilemas.

Una sociedad que dialogue

No debemos olvidar que nuestra sociedad vive una serie de problemáticas cuyas soluciones son tan complejas como la misma problemática. En ese contexto, se requiere una sociedad que dialogue, lo que solo se logra mediante una buena convivencia, la que debe darse en la Escuela, pero debe ser compartida y replicada por los diferentes actores sociales.

La buena convivencia escolar debe ser, finalmente, la buena convivencia de nuestra sociedad. Un gran desafío para alcanzar lo que muchos llaman desarrollo.