Fatiga ocular en el trabajo

En diversas ocupaciones, los trabajadores pasan varias horas diarias mirando pantallas de PC, lo que tiene consecuencias en su visión. Conozca algunas recomendaciones para ayudar a mantener el riesgo a raya.

Jueves 26 de abril de 2018

Fatiga ocular en el trabajo
Escrito por

Katherine Vásquez, directora carrera Terapia Ocupacional, U. San Sebastián y Francisco Conte, oftalmólogo y académico carrera Medicina, U. San Sebastián

Las causas de la fatiga ocular dicen relación con el uso prolongado de pantallas de computadores y con condiciones ergonómicas que pueden presentarse especialmente en el trabajo, como escenarios de iluminación inadecuados (insuficientes o excesivos) o mala regulación del contraste de la pantalla. Pero también puede deberse a la existencia de algún defecto de refracción leve como miopía, astigmatismo, hipermetropía, no diagnosticado y tratado; o que la persona esté iniciando algún problema de visión de cerca o de lectura, en general, sobre los 40 años y no usa lentes (presbicia).

Asimismo, la presencia de insuficiencia de convergencia -que es la tendencia de desviar los ojos hacia afuera cuando se está realizando alguna actividad de cerca o lectura- propende a la aparición de la fatiga ocular.

En general, quienes están más expuestos a padecer fatiga ocular son aquellos que emplean predominantemente su visión de cerca (o de lectura), para realizar sus actividades laborales. Por ejemplo, oficinistas que pasan gran parte de su jornada frente a una pantalla de computador.

¿Cómo se manifiestan sus síntomas?

Se debe estar atento frente a la presencia de signos y síntomas como ojos rojos y llorosos, visión borrosa, sensación de pesadez de los párpados, cefalea y dificultad para enfocar o fijar la mirada. Es una condición que muchas veces es crónica, ya que se gatilla en el lugar de trabajo por actividades de cerca (pantallas). Puede generar problemas como un síndrome de ojo seco crónico en distintas magnitudes de gravedad, por ausencia de una adecuada lubricación de los ojos frente a las pantallas, ya que se sabe que la velocidad de parpadeo baja a un tercio de lo normal frente a ellas.

Como medida preventiva, es recomendable el uso de lágrimas artificiales en dosis indicada por el oftalmólogo. También, es útil aplicar la regla del “20-20-20”: realizar pausas de 20 segundos cada 20 minutos de trabajo frente a la pantalla, mirando algún objeto a 20 pies (6 metros).

Recomendaciones para evitar el cansancio ocular

  • En este sentido, las medidas preventivas se vinculan fundamentalmente con las pausas y la organización de la estación de trabajo.
  • Siempre será saludable descansar: el tiempo dependerá de la actividad y horas de exposición. Sin embargo, la Fundación Mapfre recomienda que luego de 1 hora de trabajo, se descansen 5 a 10 minutos, levantándose del sitio de modo que este descanso involucre no solo sus ojos, sino también otros segmentos corporales que estuvieron estáticos durante la jornada.
  • Se aconseja ubicar las pantallas del PC a 50 cm. de distancia del cuerpo y que estas se encuentren a la altura de los ojos.
  • Se recomienda que los documentos que se utilicen se encuentren lo más próximos a la pantalla, con el fin de movilizar lo menos posible los ojos y cuello.
  •  Evite el brillo directo en la pantalla o los reflejos que caigan sobre ella.
  • Ajuste el tamaño de los textos a sus necesidades.
  • Informe al prevencionista de riesgo las condiciones de la pantalla o los defectos de resolución que presente.