Ventilar es la clave en invierno para prevenir enfermedades respiratorias

En invierno se complementan tres factores de riesgo importantes que son la contaminación ambiental, el frío y la humedad.

Miércoles 27 de junio de 2018

Ventilar es la clave en invierno para prevenir enfermedades respiratorias
Escrito por

Eduardo Mellado, académico de kinesiología U. San Sebastián sede Concepción

Las bajas temperaturas no darán tregua por un tiempo a la zona centro-sur del país. Es por eso que la calefacción se transforma en un elemento fundamental en los hogares, de manera de mantener bien temperadas las habitaciones.

Sin embargo, en invierno se complementan tres factores de riesgo importantes que son la contaminación ambiental, el frío y la humedad, que estimulan la aparición de enfermedades respiratorias de forma directa o indirecta favoreciendo las sobreinfecciones tanto virales como bacterianas.

La contaminación afecta tanto a las vías respiratorias altas-propiciando enfermedades como la faringitis, amigdalitis, rinitis y laringitis- como también a las vías respiratorias bajas, lo que se traduce en bronquitis y neumonías.

Es por eso que es fundamental que el aire que se respire sea limpio de impurezas, ya que las partículas en suspensión -sean de humos provenientes de las emanaciones de vehículos motorizados, chimeneas de casas o industrias y del humo de cigarros, así como del polvo o tierra en suspensión-, producen irritación de la mucosa bronquial y de vías altas. Eso produce una respuesta defensiva inflamatoria y broncoespasmo generando obstrucción bronquial y que además predispone al árbol bronquial a la sobreinfección por otros agentes como virus y bacterias.

Los espacios cerrados suelen complicarse “por la gran carga de humedad que contienen, facilitando la presencia de hongos en paredes, techos y ropa, los que son muy irritantes para las mucosas bronquiales, generando cuadros como bronquitis e incluso neumonías.

Por tal razón es imprescindible ventilar las casas de la humedad, los humos de estufas y cigarros y de los virus que se transmiten de persona a persona y que afectan principalmente a lactantes y adultos mayores.