Tips para un diagnóstico precoz del cáncer de mama

Idealmente entre el 9 a 11 días después de acabada la menstruación y en el caso de las mujeres menopáusicas, todos los meses en la misma fecha se recomienda realicen el autoexamen y así poder consultar oportunamente en caso de encontrar algún signo de alarma.

Tips para un diagnóstico precoz del cáncer de mama
Escrito por

Diana Paredes, académica USS

En Chile, la primera causa de muerte de las mujeres es por cáncer de mama, pero es  alentador saber que como en muchos tipos de cáncer el diagnóstico precoz aumenta significativamente las probabilidades de que los tratamientos médicos y/o quirúrgicos sean con fines curativos y no paliativos. Específicamente el cáncer de mama diagnosticado en etapas iniciales tiene cerca del 95% de probabilidad de cura, por lo que nos encontramos frente a una muerte que es prevenible.

Hasta el día de hoy, ginecólogos, matronas y matrones realizan el examen físico de mama e instruyen a las mujeres a realizarse el autoexamen para que  lo puedan realizar mensualmente, pero  ¿cómo hacerlo y a qué señales estar atentas?

Idealmente entre el 9 a 11 días después de acabada la menstruación y en el caso de las mujeres menopáusicas, todos los meses en la misma fecha se recomienda realicen el autoexamen y así  poder consultar oportunamente en caso de encontrar algún signo de alarma, tales como:

•             Palpar una masa o bulto en la mama o axila

•             Cambios de tamaño o forma de la mama

•             Retracción del pezón

•             Ssalida de secreción por el pezón

•             Retracción de la piel de la mama o piel de naranja

Es importante destacar que el realizarse este autoexamen no  es suficiente ni sustituye el control con mamografía, puesto que este último es lo más efectivo para dar con un diagnóstico precoz del cáncer de mama, mucho antes de  que alguna masa sea percibida a través incluso de la palpación externa. 

Con estos antecedentes es necesario e importante  concientizar a la población, educarla e infórmale del propósito de controlarse en forma periódica. Para este caso la recomendación es que las mujeres sin factores de riesgo de cáncer de mama, comiencen a tomarse mamografías desde los 40 años y continúen haciéndosela una vez al año. 

Por otro lado, en el Plan AUGE existe un programa de salud preventiva al que tienen acceso las personas que están inscritas tanto en Fonasa como en el sistema privado. Este programa indica que todas las mujeres entre 50 y 54 años de edad tienen derecho a una mamografía sin costo cada 3 años y, en caso de obtener algún resultado alterado, son derivadas a especialista.

Depende de nosotras el cuidarnos y evitar a tiempo la posible aparición de este tipo de cáncer, cuya concientización se conmemora este 10 de octubre a nivel mundial.