La investigación científica y un nuevo enfoque

Hay un aspecto altamente relevante e insuficientemente debatido y es qué nuevos desafíos en ciencia y tecnología debería asumir el país para contribuir al desarrollo socioeconómico.

Lunes 6 de mayo de 2019

La investigación científica y un nuevo enfoque
Escrito por

Christian Canales Valenzuela, académico Facultad de Ingeniería y Tecnología Universidad San Sebastián

La creación del Ministerio de Ciencia Ministerio de Ciencia, Tecnología, Conocimiento e Innovación es un hito para la investigación científica nacional que determina un nuevo contexto por elevar el rango de esta actividad al nivel equivalente de las demás áreas de dedicación del Estado para el bienestar de la sociedad.

Entre las labores inmediatas que se deben ejecutar están la implementación de la nueva institucionalidad que reunirá programas dispersos en las diferentes entidades de la administración del Estado y descentralización para el despliegue de la autonomía territorial en las regiones.

Desde el mundo académico, el debate relacionado con el nuevo contexto se ha dado respecto de temas como el financiamiento de la ciencia, y la necesidad de mejorar la interacción universidad-empresa, entre varios otros. Hay un aspecto altamente relevante e insuficientemente debatido y es qué nuevos desafíos en ciencia y tecnología debería asumir el país para contribuir al desarrollo socioeconómico.

Se trata de una nueva orientación que, en vez de segmentar, integra los esfuerzos de investigación en torno a temáticas, productos u objetivos afines, y planifica a mediano-largo plazo asegurando la continuidad de las iniciativas.

El asunto remite a nuevos énfasis y directrices orientadores y atañe a todo el conjunto de investigadores. En el caso de la investigación en ciencia y tecnología, la actividad ha adoptado una organización en base a cuan cerca de la realidad comercial se encuentre el desarrollo, o nivel de investigación básica se requiera para lograr avances. Ello, debido al necesario ajuste de los proyectos a los objetivos de las agencias del estado que financian investigación, distinguiendo así entre investigación académica e investigación con fines productivos, cada una con sus programas temáticos y estructura.

Una forma alternativa de organización es la investigación por tema de interés. Se trata de una nueva orientación que, en vez de segmentar, integra los esfuerzos de investigación en torno a temáticas, productos u objetivos afines, y planifica a mediano-largo plazo asegurando la continuidad de las iniciativas. Temas como el litio, alimentos funcionales, madera y recursos forestales son ejemplos de nuestras riquezas naturales que requieren con urgencia una nueva mirada estratégica. Un centro o instituto de estudio del vino que abarque desde el patrimonio genético hasta nuevas tecnologías de proceso. Temas que son en realidad espacios donde convergen los enfoques, ciencia, ingeniería y negocios, materializando investigación cooperativa y dejando atrás la distinción a veces artificial entre ciencia básica y aplicada debido al interés común, y en que la realidad presenta desafíos de investigación simultáneos, de ida y regreso entre generación de conocimiento y su aplicación.

La experiencia internacional es abundante en ejemplos de materialización exitosa de la investigación por temas, incluso en países vecinos. El nuevo contexto es propicio para generar las condiciones que permitan tener investigación científica que impacte sectores completos de la economía del país, y el debate por los nuevos desafíos es la manifestación de una comunidad de investigadores presente, activa y comprometida con el desarrollo de la sociedad.

Vea la columna en Diario El Sur