Priorización en vacunación

Las vacunas van a llegar. Chile cuenta con 5 aprobadas por el Instituto de Salud Pública, y todos tendrán acceso a ellas, incluso los rezagados. La vacunación de este segmento de la población debe hacerse a la brevedad, una vez cubiertas las inoculaciones a quienes ya comenzaron con su esquema.

Lunes 2 de agosto de 2021

Priorización en vacunación
Escrito por

Carlos Pérez, infectólogo y Decano de la Facultad de Medicina y Ciencia, U. San Sebastián.

El llamado realizado por el Ministerio de Salud a priorizar la vacunación de segundas dosis no es una medida antojadiza, por el contrario, tiene concordancia con objetivos clave para el manejo de esta pandemia. Es muy importante que las personas que están recibiendo su vacuna contra Covid-19 completen el esquema planificado. En el caso de CoronaVac, la segunda dosis es a los 28 días, mientras que en Pfizer, a los 21.

La demora en la llegada de vacunas ha provocado que estos plazos no se cumplan, pero es importante insistir que puede haber un pequeño margen de días de retraso, y que, pese a ello, las personas van a tener la misma respuesta inmune y quedarán igualmente protegidos. Lo importante es que el esquema se complete, evitar que haya demoras mayores, o que finalmente las personas no concurran a ponerse la segunda dosis y queden expuestos al virus en mayor medida.

Las vacunas van a llegar. Chile cuenta con 5 aprobadas por el Instituto de Salud Pública, y todos tendrán acceso a ellas, incluso los rezagados. La vacunación de este segmento de la población debe hacerse a la brevedad, una vez cubiertas las inoculaciones a quienes ya comenzaron con su esquema.

El llamado es a confiar en este proceso, pues se trata de vacunas seguras y efectivas, que ya han sido probadas en millones de personas, tanto en Chile como en otros países del mundo. Gracias a esta protección se evita la enfermedad grave y las muertes por Covid-19, y no sólo en personas que pertenecen a la población de riesgo, sino que en toda la comunidad.

Vacunémonos, así ayudaremos a mantener los números bajos de nuevos casos y podremos ir retornando, paulatinamente, a una vida más normal. De lo contrario, tendremos que volver a cuarentenas que han traído consecuencias negativas para el bienestar de todos y todas.

Sitios de interés