Magallanes, los 500 años y Conmemoraciones

La circunnavegación del globo no solo demostró la esfericidad de la tierra, ensanchó a su vez el mundo, enlazó nuevas culturas y territorios y legó una nueva forma de conectarnos globalmente.

Martes 26 de marzo de 2019

Magallanes, los 500 años y Conmemoraciones
Escrito por

Aldo Fredes, director de Pedagogía en Historia y Geografía Universidad San Sebastián, sede de la Patagonia

A nivel mundial ya están en marcha los preparativos para conmemorar los 500 años de la famosa expedición de Hernando de Magallanes (1519-1522). Incluso, España y Portugal se hallan hoy envueltos en una agria disputa diplomática e historiográfica por arrogarse la paternidad de la gesta. Portugal se adelantó a los festejos al impulsar un Programa de Conmemoraciones que también incluye a la ciudad de Punta Arenas.

Por su parte, la Real Academia de Historia de España ha reivindicado con fuerza la “plena y exclusiva españolidad de la gesta” al sostener que tanto los preparativos y fines de la expedición, así como sus costes fueron íntegramente asumidos por la Corona Española, que zarpó desde Sevilla en agosto de 1519 con un claro fin en mente; hallar una ruta hacia Oriente y las islas de las especias (Molucas) navegando por Occidente, distinta a la portuguesa por África y el Índico. Por tanto, concluye: “la españolidad de Magallanes y de su expedición es un hecho histórico documentado sin discusión posible, siendo España la única titular histórica de aquella hazaña marítima”. Por supuesto, Portugal ha rechazado cualquier tipo de imputación de “usurpar la efeméride” o de reclamar la portugalidad de la hazaña. Pero la Historia es la Historia, y aquí España la tiene a su favor.

Para nosotros la fecha que importa es justamente el descubrimiento del Estrecho de Magallanes en octubre de 1520, siendo quizás el único hecho de nuestra historia remota con una dimensión universal.

Lo cierto, es que la hazaña de Magallanes es un hito memorable de la Humanidad. La mayor gesta marítima y exploradora de la Historia que aún hoy causa asombro y admiración. Un antes y después con enormes repercusiones universales. Además, es una auténtica proeza del espíritu humano; colmada de determinación, arrojo y tenacidad, más aún frente a la enorme odisea de la travesía, de sus incontables padecimientos y tribulaciones y de la tragedia como una acompañante infausta del viaje. Igualmente, la circunnavegación del globo por primera vez no solo demostró la esfericidad de la tierra, ensanchó a su vez el mundo, enlazó nuevas culturas y territorios y legó una nueva forma de conectarnos globalmente. Y como joya de la corona, reveló al mundo el famoso estrecho que hoy lleva el nombre del célebre navegante.

A decir verdad, para el mundo la conmemoración tiene relación con el zarpe y la vuelta al mundo. Para nosotros la fecha que importa es justamente el descubrimiento del Estrecho de Magallanes en octubre de 1520, siendo quizás el único hecho de nuestra historia remota con una dimensión universal. Como lo afirmó Mateo Martinic, el insigne historiador magallánico y Premio Nacional de Historia (2000); “Es Magallanes, con su hazaña, con su viaje, el que pone a Chile en la geografía de los pueblos y en la historia de los pueblos. Chile comienza con Magallanes. Es Magallanes el verdadero descubridor de Chile”. He ahí su envergadura.

Vea la columna en El Llanquihue