Casi la mitad de las chilenas no realizan exámenes preventivos

Dentro de las cifras que más destacaron en los resultados sobre salud de la Encuesta CASEN 2013, están las que se refieren a controles preventivos. Éstas arrojaron que casi mitad de las chilenas no se realizaron exámenes para detectar a tiempo los cánceres que afectan a las mamas o al cuello uterino, durante los últimos tres años. Algo que no deja de sorprender en un país donde esta patología es la segunda causa de muerte.

Casi la mitad de las chilenas no realizan exámenes preventivos
Escrito por Bastián Garcés

Uno de los consejos que más se repite en las consultas médicas es "prevenir es mejor que curar", y muchas veces, ya sea por vergüenza, falta de tiempo, no encontrarlo necesario o cualquier otro motivo, no hacemos caso. Eso fue lo que demostraron los resultados sobre salud de la Encuesta CASEN 2013 que arrojaron que el 48,6% de las mujeres mayores de 35 años no se tomaron una mamografía y un 44,5% de las mayores de 15 años no realizaron el Papanicolau (PAP) durante los últimos tres años.

Dichas cifras generan preocupación, ya que en nuestro país el cáncer es la segunda causa de muerte, con el 25% del total, según datos aportados por el Instituto Nacional de Estadísticas.

No es necesario

El cáncer cervicouterino se puede prevenir a través de la vacuna contra el virus del papiloma humano (VPH) en mujeres adolescentes, pero tiene una tasa de sólo el 70%. Debido a esto, es necesario un control periódico que muchas veces se evita por ser considerado innecesario o incómodo. Según la encuesta, del total de mujeres que no se realizó el PAP durante los últimos tres años, el 21,4% respondió que no lo encontraba necesario, el 17% o no tenía tiempo o se le olvidaba, el 7% expresó que le da miedo o le disgusta y sólo 1,3% dijo que no contaba el dinero para poder realizarlo.

La situación es preocupante ya que si bien este tipo de cáncer tiene una mortalidad de 6,7 por cada 100 mil, más del 20% de las mujeres considera que hacerse el PAP es innecesario y no sabe que sí puede tener graves secuelas, como la pérdida de elasticidad del útero.

Por otro lado no todos los resultados son tan sombríos. Del 55,5% de mujeres que se realizó el 36% la hizo durante el último año y el 19,5% entre uno a tres años.

Otro dato relevante es la diferencia entre el sistema privado y el público. De las mujeres del primer grupo, un 63,1% se realizó el PAP durante los últimos 3 años en comparación al 55% de mujeres de con cobertura FONASA. Cabe destacar que ningún quintil socioeconómico baja del 53%.

Apenas supera el 50%

Un caso mucho más preocupante es el de la mamografía. Si bien se aumentó en un 2% el número de mujeres mayores de 35 años que se realizó el examen en los últimos 3 años, éste apenas supera la mitad de la población femenina con un 51,6%. Según datos entregados por el Ministerio de Salud, el 2011 murieron 1.347 chilenas de cáncer de mama.

Por otro lado,  si la diferencia entre el sistema público y el privado es relativamente pequeña, en el caso de la mamografía la brecha es significativamente mayor. La Encuesta Casen denotó que el 69,4% de las mujeres que están afiliadas al sistema privado se realizó una mamografía y que la realidad de las chilenas que se atienden por FONOSA es brutalmente distinta. Con sólo un 49,2%, no logran alcanzar a la mitad de chilenas que usan el sistema público de salud. De esta manera, existe una diferencia porcentual de 20 puntos, cifra que aumenta en las que en el grupo mayor de 65 años, donde alcanza un 27,2% de diferencia.

Las causas por la que no se controlan son parecidas a las del PAP; el 19% indicó que no cree necesitarlo, el 19,5% indicó que no tiene tiempo o se le olvida hacérsela, el 7,7% expresó que no le gusta, y en un dato que no deja de ser curioso el 5,5% dijo no saber por qué no se lo hacía.

Problemas para el futuro

La Organización Mundial de la Salud (OMS) promueve la detección precoz para tener un tratamiento oportuno y así tener una mejor esperanza de vida. Sobre todo en América Latina en donde la OMS espera que para el año 2030 el número de muertes por el cáncer cervicouterino se elevará en un 45% y las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama aumentarán en un 46%.

Los datos anteriormente mencionados sirven para reflexionar y recordar la importancia de políticas públicas que promuevan la detección temprana de estas enfermedades que se dan a conocer a menos de una semana que sea el Día Mundial contra el Cáncer.

Comentarios