Estudio: Costo-efectividad para dejar el tabaco es cercano a US$$10.000 por persona

Así lo dio a conocer una revisión de estudios realizada por el Ministerio de Salud. Dentro de las terapias para la cesación del hábito tabáquico comparadas, se logró determinar que la vareniclina es la más efectiva y de menor costo.

Estudio: Costo-efectividad para dejar el tabaco es cercano a US$$10.000 por persona
Escrito por USS

Chile es el país de Latinoamérica con mayor prevalencia de tabaquismo. De acuerdo a cifras de la Encuesta Nacional de Salud 2010 del Ministerio de Salud, MINSAL, su consumo llega a un 40,6% entre la población de 15 a 65 años y más. Se estima que 46 personas mueren diariamente por causas atribuibles al consumo de tabaco. 

Como el tabaco está asociado a un gran número de enfermedades, constituye un grave problema de salud pública. En este sentido, se han generado importantes políticas públicas para reducir su consumo, las cuales han ido desde limitar los espacios para fumadores, hasta regular la publicidad en medios de comunicación y lugares de venta. Estos avances han sido reconocidos por la Organización Panamericana de la Salud (OPS), sin embargo, un aspecto que no se ha desarrollado es la ayuda entregada a las personas que quieren dejar de fumar. 

Con el objetivo de realizar una revisión de la literatura que describe el costo-efectividad de las intervenciones sanitarias existentes para la cesación del tabaquismo, en particular de las intervenciones de consejería breve, terapia de reemplazo a la nicotina y el uso de los medicamentos vareniclina y bupropión, el MINSAL desarrolló el estudio “Revisión rápida de costo-efectividad de intervenciones sanitarias para la cesación del hábito tabáquico”. 

De acuerdo al Dr. Víctor Zárate, director de la carrera de Medicina de la Universidad San Sebastián y uno de los autores del informe, “lo que realizamos fue una revisión de la literatura existente a nivel nacional e internacional con respecto a la relación costo-efectividad de las distintas intervenciones antitabaco con el fin de desarrollar futuras políticas públicas para el país”. 

“Tras la revisión se concluyó que a pesar de la gran diversidad de métodos, fuentes de información y formas de presentación de resultados, las distintas intervenciones sanitarias evaluadas para la cesación del hábito tabáquico son altamente costo-efectivas, cercanas o inferiores a US$10.000, menor a un PIB per cápita en Chile, al año 2014”, agrega. 

Dentro de las terapias para la cesación del hábito tabáquico comparadas, se logró determinar que la vareniclina es la más efectiva y menos cara. “Este medicamento, conocido comercialmente en Chile como Champix, ayuda a disminuir los síntomas de abstinencia de nicotina y la urgencia de fumar, además de bloquear los efectos de la nicotina de los cigarrillos si la persona comienza a fumar nuevamente”. 

Sin embargo, actualmente no existe una cobertura del sistema de salud público para un medicamento anti-tabaco, a pesar de que existe evidencia de buenos resultados en el programa piloto que se ha implementado desde hace ya varios años en el Instituto Nacional del Tórax, el cual ha incluido además de medicamentos, controles regulares de especialistas y apoyo psicológico. 

El Dr. Zárate comenta que “Chile tiene aún pendiente cumplir con el artículo 14 del Convenio Marco para el Control del Tabaco, documento que fue firmado el año 2003 junto al resto de los países miembros de la Organización Mundial de la Salud, OMS,  y que fue ratificado por  Ley de la República en marzo de 2005, el cual que hace referencia a las medidas de reducción de la demanda relativas a la dependencia y al abandono del tabaco”, puntualiza el académico.