Sename: 48% de niños y adolescentes tiene retraso escolar y 42% consume alcohol y/o drogas

El Presidente Sebastián Piñera recibió los primeros resultados de auditoría social a centros del Sename: “Son tristes y a veces dramáticos”, dijo, al tiempo de agregar que “se iniciará una nueva etapa en la forma en que cuidamos y protegemos a los niños vulnerados”.

Viernes 25 de mayo de 2018

Sename: 48% de niños y adolescentes tiene retraso escolar y 42% consume alcohol y/o drogas
Escrito por Sename/Oscar Galaz

El Servicio Nacional de Menores (Sename) entregó los resultados de la primera etapa de la auditoría social que tiene como objetivo conocer la situación de los niños, niñas y adolescentes que permanecen en centros de protección de su red, en ámbitos como salud, educación y planes de intervención individual, entre otros.

Debido a la urgencia de esta tarea, en una primera etapa se levantó la información de 490 niños, niñas y adolescentes de los 11 centros de protección administrados directamente por Sename. Una segunda etapa abarcará las residencias de organismos colaboradores que reciben subvención del servicio, y se desarrollará entre junio y septiembre de este año.

Se revisaron todas las carpetas individuales de los niños presentes en estos centros y algunos de los hallazgos son:

-          Casi la mitad de los niños, niñas y adolescentes no cuentan con atención psicológica.

-          Un tercio de los planes de intervención individual no son evaluados.

-          Hay escaso trabajo de revinculación familiar.

Adicionalmente los resultados evidencian la precariedad del trabajo intersectorial, que es clave para la efectiva restitución de derechos de los niños, ya que su cuidado no es responsabilidad exclusiva de Sename, sino también de Salud y Educación, entre otros actores. Por ejemplo:

-          36% de los niños que están en los centros de administración directa del Sename, no asisten a la escuela

-          48% tiene retraso escolar

-          55% tiene problemas de salud mental

-          53,6% de las niñas, niños y adolescentes cuenta con alguna sesión psicológica

-          41,7% presenta consumo problemático de alcohol y/o drogas

También se constató déficit y problemas en los recursos humanos de los centros: cargos vacantes, un alto número de licencias médicas y de funcionarios sumariados, formación insuficiente y ambientes laborales complejos que perjudican el trabajo y la atención de los niños, niñas y adolescentes.

A la luz de los resultados, el Presidente Sebastián Piñera señaló que “son tristes y a veces dramáticos”, al tiempo de agregar que “se iniciará una nueva etapa en la forma en que cuidamos y protegemos a los niños vulnerados”.

Por su parte, la directora del Sename, Susana Tonda, explicó que esta primera etapa de la auditoría “arroja deficiencias técnicas inaceptables dada la condición de daño y vulneración en la que se encuentran los niños, niñas y adolescentes que permanecen en las residencias”.

La auditoría además consideró la opinión de los niños mediante un instrumento especialmente diseñado para este fin. Al consultarles qué es lo que menos les gusta de sus centros, un 49% señaló que es la ausencia de buenas prácticas y ambientes emocionalmente seguros.

El Presidente señaló que los resultados son “tristes y a veces dramáticos, y reflejan lo que todos sabíamos, que estamos fallándole a nuestros niños”. Por ello anunció que “estamos implementado una nueva visión, una nueva etapa en la forma en que cuidamos y protegemos a los niños vulnerados” y explicó que uno de los cambios será un nuevo modelo de residencias, de tipo familiar. Esto significa casas donde no vivan decenas de niños, sino 15 como máximo, con equipos especializados que aborden las graves vulneraciones de los niños.

Finalmente, el Jefe de Estado afirmó que “vamos a hacer todos los esfuerzos necesarios para que Chile trate a los niños como ellos necesitan y merecen”.

El trabajo de revisión fue liderado por un equipo técnico de la Dirección Nacional del Sename y contó con la participación, en calidad de observadores, de profesionales del Ministerio de Desarrollo Social. Además, se cruzaron datos con los ministerios de Salud, Educación y Desarrollo Social.