OCDE: Chile debe combatir la obesidad y ampliar cobertura para detección temprana de cáncer

En un estudio sobre la Salud Pública de Chile, el organismo internacional abogó también por mejorar el sistema de salud público y el uso de la medicina genética “para fortalecer la salud pública y el cuidado preventivo”.

Jueves 5 de abril de 2018

OCDE: Chile debe combatir la obesidad y ampliar cobertura para detección temprana de cáncer
Escrito por Oscar Galaz

Un estudio de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos​ (OCDE) sobre Salud Pública Chile: Evaluación y Recomendaciones, concluyó que si bien el país “tiene un sistema de salud y arquitectura de salud pública en buen funcionamiento, bien organizado y gobernado en forma efectiva. Los desafíos en salud pública que Chile está enfrentando podrían, sin embargo, tensionar cualquier sistema de salud”.

Esto, porque la tasa de fumadores es relativamente alta, el consumo de alcohol es bajo pero en aumento, y la mortalidad por cáncer es alta, en comparación con la incidencia del cáncer. “El mayor desafío de Chile, sin embargo, es que el 25,1% de los adultos son obesos y 39% de los niños son obesos o tienen sobrepeso”, indicó el informe.

Asimismo, llamó a “prestar atención a los detalles en la implementación de las políticas de salud pública, por ejemplo, futuros avances en la vigilancia epidemiológica, una rigurosa evaluación y estrategia de costos, gobernanza de la información más firme y alineación de incentivos para todos los grupos de interés”.

El Estudio OCDE aseguró que “cuando se trata de cáncer, Chile ha construido mecanismos eficientes para la detección del cáncer cervical y de mama, pero sin disponibilidad suficiente de equipamiento clave, tales como colonoscopios, los programas no alcanzarán a una población tan amplia como debiera. La medicina genética podría servir para fortalecer la salud pública y el cuidado preventivo en Chile, pero mientras la ambición por medicina genética en Chile es alta, la conversión de dicha pretensión en política se mantiene parcial. La regulación de ensayos genéticos, beneficios en cobertura de atención médica, y leyes que gobiernan el uso de información de los ensayos genéticos deben ser todos cuidadosamente desarrollados”.

Recomendaciones

Para mejorar el sistema de salud pública, Chile debiera:

• Enfocarse en reducir el consumo de tabaco impulsando el proyecto de ley que fue presentado al parlamento desde el 2015, el cual introducirá un empaquetado genérico para productos de tabaco y limita fumar en espacios públicos;

• Fortalecer la vigilancia epidemiológica, en particular realizando la Encuesta Nacional de Salud regularmente e informar mejor los datos de gastos en prevención;

• Empujar a las aseguradoras privadas de salud (ISAPRES) a tener un rol más activo en la promoción de comportamientos saludables y en prevenir las complicaciones de las enfermedades crónicas;

• Incluir a todos los interesados en esfuerzos para mejorar la salud chilena, en particular promoviendo la participación de pacientes y mejorando la alfabetización en salud de los ciudadanos y construyendo relaciones más fuertes entre el gobierno y actores privados, incluyendo actores interesados en la producción, distribución y venta de alimentos y de bebidas. 

Combatir la carga significativa de la obesidad:

• Fortalecer el grupo integral de políticas de prevención, ya establecidas, para combatir comportamientos poco saludables asociados a la obesidad:

- Alinear el impuesto a las bebidas endulzadas con azúcar al estándar de la OMS de 20%;

- Ampliar el sistema de etiquetado de alimentos a productos alcohólicos y a restoranes de comida rápida;

- Ampliar los programas de alimentación saludable para las comidas escolares para cubrir a todos los comedores de instituciones públicas (por ejemplo, servicios públicos y ejército), y a vales de comida entregados por los empleadores.

• Apuntar a las generaciones más jóvenes poniendo límites a los productos poco saludables vendidos cerca de los colegios y promoviendo la actividad física;

• Subir las expectativas o requerimientos para que las ISAPRES estén más comprometidas en los esfuerzos de Chile de reducir la obesidad y los riegos de salud asociados;

• Establecer un sistema de monitoreo riguroso para evaluar la eficacia de políticas individuales y para la medición de logros, conjuntamente mejorar la disponibilidad de información para monitorear las tasas de obesidad a nivel de población. 

Aumentar la cobertura y promover la detección temprana del cáncer:

• Facilitar el acceso a ensayos de detección y diagnóstico, particularmente, en la atención primaria y buscar maneras innovadoras de superar las barreras geográficas, tales como equipos de auto-muestreo, unidades de detección móvil y tele-radiología;

• Desarrollar estrategias de invitación a programas de detección de cáncer y estrategias de comunicación para promover la importancia de la detección temprana a personas con diferentes antecedentes culturales y socio-económicos, involucrando a distintos interesados, incluyendo a autoridades regionales de salud, proveedores, aseguradoras y representantes de la sociedad civil;

• Tomar un enfoque más sistemático y personalizado hacia la prevención del cáncer, por ejemplo, enviando cartas con invitaciones personalizadas para el examen de detección a la población objetivo e indicando la fecha de la cita en la carta.

• Asegurar y mejorar la calidad del diagnóstico para una detección efectiva del cáncer basado en la evidencia internacionalmente disponible;

• Desarrollo futuro de registros nacionales para diferentes cánceres, para así identificar e invitar a las personas con alto riesgo a exámenes de detección, y a monitorear y a evaluar la efectividad de los programas de detección. 

Uso de la medicina genética para fortalecer la salud pública y el cuidado preventivo:

• Desarrollar una estrategia nacional coherente e integral que establezca un plan de acción para acceso equitativo y sostenible a la medicina genética, incluyendo salvaguardas en contra de la discriminación genética, desarrollo de la fuerza laboral e inversión en investigación básica, idealmente presidido a un nivel Ministerial;

• Asegurar que un riguroso análisis de costo-efectividad sea aplicado para el desarrollo continuo de la genética clínica, especialmente el uso de tecnologías más modernas, tales como secuenciación del genoma completo en grupos de riesgo específicos;

• Desarrollar un marco de gobernanza que pueda ser aplicado a la información genética personal, que permita apropiadamente compartir información para servicios e investigación genética, protegiendo mientras la privacidad individual;

• Establecer aseguramiento de calidad que garantice estándares mínimos en todos los laboratorios que realicen análisis genéticos;

• Tomar un planteamiento inteligente por etapas para expandir el rango de los servicios de genética clínica cubierto por las aseguradoras de salud, garantizando la continuidad de las coberturas individuales y haciendo disponible las opciones de tratamiento para cualquier diagnóstico que pueda resultar.

• Aumentar la “alfabetización genética” entre los profesionales de la salud y el público, como por ejemplo, promocionando el potencial de usar historias de familia para informar análisis genéticos aun sin realizar el ensayo.