Este semestre Chile tendría Plan Nacional para combatir resistencia bacteriana

Reciente informe de la Organización Mundial de la Salud alerta sobre este fenómeno y revela que sólo una cuarta parte de los países tiene estrategias a nivel nacional para enfrentar el problema. Chile enfocará esfuerzos para que los médicos prescriban antibióticos de manera más racional.

Este semestre Chile tendría Plan Nacional para combatir resistencia bacteriana
Escrito por Julio Enrique De Villegas

Luego de dos años recolectando información de 133 países, la Organización Mundial de la Salud emitió un informe a fines de abril acerca del fenómeno de la resistencia bacteriana, "el mayor desafío individual en enfermedades infecciosas de la actualidad", según el Director de Seguridad en Salud de la OMS, Keiji Fukuda. Se trata de un fenómeno transversal, que afecta a todos los países. Y Chile no es la excepción.

Imagen foto_00000008

Estafilococo áureo resistente a  meticilina

"La resistencia bacteriana ha aumentado", confirmó el Subsecretario de Salud Pública, Jaime Burrows, en entrevista con IPSUSS. "Nosotros sabemos por ejemplo que hay resistencia a antibióticos mayor en algunos centros asistenciales que en otros. Las infecciones intrahospitalarias son las que tienden a generar más resistencia antibiótica".

El año pasado, apenas asumió el nuevo gobierno, la Sociedad Chilena de Infectología advirtió del riesgo y varias instituciones han puesto el tema en la discusión pública, entre ellas IPSUSS a través de columnas de opinión y un coloquio sobre el tema, planificado para mayo.

Se trata de una situación más compleja aún, si se considera que desde hace 30 años la industria farmacéutica no ha desarrollado nuevos antibióticos, y por lo tanto el único arsenal que queda para combatir las bacterias son los medicamentos de últimas generaciones, que son más caros, y que –si se considera la tendencia de sus antecesores- también tendrían sus días contados.

El informe de la OMS indica que sólo una cuarta parte de los estados tiene planes nacionales para proteger la eficacia de los antibióticos, y que es necesario mucho trabajo para combatir esta amenaza.

Chile es uno de aquellos países que aún no cuenta con esa estrategia. Si bien se ha estado trabajando en controlar la venta sin receta de estos productos –práctica común hasta hace unos años- y en hacer más rigurosos los sistemas de control de infecciones intrahospitalarias -incluso como requisito para la acreditación- hay un elemento que falta.

Imagen foto_00000001

"Lo que necesitamos es aunar más la voluntad de los médicos tratantes para que puedan seguir guías clínicas e indicar los tratamientos antibióticos cuando corresponda", dice el Subsecretario de Salud Pública. Para eso se ha elaborado un proyecto de Plan Nacional, que según la autoridad, estaría listo en el primer semestre de este año.

"Un Plan Nacional es alinear a los médicos en la indicación de antibióticos más bien cuando es realmente necesario su uso y es justificado. O sea, pensarlo dos veces antes, porque muchas veces se indican los antibióticos diciendo 'bueno, mejor que sobre a que falte' cuando no está claro si el cuadro es viral o es bacteriano. En la práctica en cierto sentido es razonable, mejor estar cubierto ante esta probabilidad, pero lo que implica una política más racional es tratar de asegurarse bien al diagnosticar qué germen es y que ese tratamiento sea justo el indicado para ese germen, si es que tiene tratamiento antibiótico.

Imagen foto_00000002 Cuando no hay una bacteria, no utilizar antibióticos, por ejemplo para los resfríos, o faringitis, que en la mayoría de los casos son cuadros virales que no deberían recibir antibióticos, pero sí vemos que hay mucha prescripción de antibióticos y eso es preocupante", advirtió la autoridad.

Para profundizar sobre el tema, lea aquí el informe de la OMS y/o su resumen (en inglés).