Estudio desmitifica efecto de las drogas como estímulo sexual

Investigación realizada por la matrona de la USS, Marisela Pino, que revisó la bibliografía disponible en la materia, señala que por el contrario a lo que se cree, el consumo de alcohol, marihuana o cocaína, disminuye el deseo y genera problemas como la disfunción sexual.

Estudio desmitifica efecto de las drogas como estímulo sexual

Existen muchos mitos en torno al consumo de drogas, uno de ellos es su efecto afrodisíaco. Cuántas veces se ha escuchado a alguna persona decir que 'luego de un par de tragos...' disfrutan más de su intimidad sexual. O que "con un pitito no se pone tan nervioso?.  En general, el uso de este tipo de sustancias se consideran un facilitador social y psicológico que favorece la actividad sexual.

Pero, ¿qué dice la evidencia científica al respecto? Un estudio de la matrona Marisela Pino de la Universidad San Sebastián, señala que "la falta de investigaciones rigurosas en esta área en los últimos años, han provocado que muchas personas, incluyendo educadores y profesionales del área de la salud, no tengan las herramientas necesarias para evaluar el impacto real del uso de drogas lícitas e ilícitas en la respuesta sexual".

Es por este motivo que se realizó una revisión bibliográfica de las investigaciones realizadas en esta materia con el objetivo de describir los efectos de drogas como el alcohol,  nicotina, marihuana y cocaína, en la respuesta sexual, diferenciando sus efectos a corto y largo plazo.

La revisión de los antecedentes científicos disponibles, desmitifican las propiedades afrodisíacas de las drogas, por el contrario, su efecto es la disminución del apetito sexual y la aparición de problemas como la disfunción sexual, esto independientemente de la edad y sexo de las personas.

"Se concluye que todas las drogas tienen un efecto negativo a largo plazo sobre la respuesta sexual humana. La percepción positiva de los consumidores sobre los efectos de las drogas en la respuesta sexual no se manifiesta realmente en un parámetro fisiológico medible. Los principales efectos de las drogas lícitas e ilícitas en la respuesta sexual femenina son: la disminución del deseo sexual, disminución de la lubricación vaginal, anorgasmia y el bloqueo de la respuesta sexual. En el caso de la respuesta sexual masculina se identificó como principales efectos de las drogas lícitas e ilícitas: disminución del deseo sexual, disfunción eréctil, retraso en la eyaculación y disfunción sexual", señala el estudio.

Comentarios