62% de chilenos reconoce que se está preparando “poco o nada” para enfrentar la tercera edad

Así lo constató la Encuesta Nacional sobre Inclusión y Exclusión Social de las Personas Mayores en Chile, elaborada por el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama).

Miércoles 6 de junio de 2018

62% de chilenos reconoce que se está preparando “poco o nada” para enfrentar la tercera edad
Escrito por Oscar Galaz

De acuerdo a los datos del Censo 2017, en Chile la población de personas mayores alcanza los 2.850.171, equivalente al 16,2% de los habitantes. Un dato que refleja el escenario de envejecimiento acelerado que enfrentamos como sociedad.

Bajo ese escenario, el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama) y la Facultad de Ciencias Sociales de la U. de Chile, realizaron la Encuesta Nacional sobre Inclusión y Exclusión Social de las Personas Mayores en Chile.

El estudio, que incluyó una muestra de 1.200 casos encuestados de manera presencial y que se realiza por quinta ocasión, refleja que existe pesimismo e insatisfacción por parte de los chilenos en torno a la vejez, ya que el 71% considera que la preparación institucional es “poco o nada”, aunque el 62% reconoce que se está preparando “poco o nada” para enfrentar esta etapa de la vida.

Respecto al pago de un impuesto específico que permita financiar beneficios para la población adulta mayor, el 44% de los encuestados se mostró dispuesto. Si bien, la cifra representa un alza respecto a la medición anterior (26%), igual se encuentra por debajo del promedio alcanzado hasta 2013. 

Además, un 57,2% de los encuestados atribuye las principales responsabilidades por el bienestar de las personas mayores al sistema político, y en menor medida a los sistemas familiares (34,2%)  o a los mismos adultos mayores (5,9%).

Las opiniones de los chilenos acerca de los niveles de integración social de los adultos mayores es pesimista, ya que el 73% consideró que están marginados; mientras que el 68% de los encuestados considera que no pueden valerse por sí mismos.

Esta cifra representa la visión que la sociedad tiene de la vejez, ya que de acuerdo a los datos de la Encuesta Casen 2015, las personas mayores presentan un 85% de autovalencia y sólo un 15% de dependencia.