El boom del cigarrillo electrónico entre los adolescentes

Estudio publicado en la revista Pediatrics de Estados Unidos, señala que los jóvenes consideran que su consumo no genera daño para la salud. OMS alertó hace unos meses sobre el aumento de la preferencia de estos dispositivos e instó a los gobiernos a regular su venta. En Chile, este producto no tiene restricciones para su comercialización, salvo en el caso de que demuestren presencia de nicotina.

El boom del cigarrillo electrónico entre los adolescentes

El cigarrillo electrónico ha logrado introducirse entre los jóvenes. El hecho de que no emiten el mismo olor de un cigarrillo tradicional, la falsa seguridad de que no producen daño a la salud, ha llevado a los adolescentes a preferirlo por sobre otros productos elaborados con tabaco.   

Según un estudio publicado en la última edición de la revista estadounidense Pediatrics, realizado en Hawai, esta elección no es inocua y se convierte en la puerta de entrada para el consumo de tabaco convencional. 

De acuerdo con la investigación, casi el 30% de los 1.900 adolescentes encuestados había probado los "e-cigars" o tabaco sin humo, una tasa tres veces superior a la de otros Estados de ese mismo país, que asciende a 10%. Otro de los resultados que arroja el estudio es que un 67% de los entrevistados considera que son más saludables que un cigarrillo tradicional. 

Una de las razones que explicarían esta tendencia de consumo, es que en ese Estado no hay restricciones de venta y el marketing es muy agresivo, con productos de distintos sabores, representados con figuras atractivas como lápices o bolígrafos, con una fuerte campaña publicitaria y a un precio accequible, se describe en el estudio.

"La mayoría de los usuarios de los productos de tabaco sin humo asocian este producto con una menor percepción de daño, indicando la necesidad de cambiar la percepción de los adolescentes sobre el peligros de los productos del tabaco con intervenciones basadas en la evidencia", se afirma en la investigación.

OMS alerta sobre el "e cigars"  

En julio pasado, la Organización Mundial de la Salud (OMS) emitió un informe donde se alertó a los países sobre la arremetida del cigarrillo electrónico. En el documento se estima que actualmente hay más de 466 marcas que comercializan este producto; que en el 2013 se gastaron en todo el mundo US$ 3.000 millones en sistemas electrónicos de administración de nicotina;  y que  se pronostica que las ventas se multiplicarán por 17 al  2030.

En el informe se señala además que la evidencia científica disponible no garantiza inocuidad de este producto, por el contrario. Se agrega que la mayor parte de estos dispositivos no han sido sometidos a ensayos por parte de científicos independientes y que la evidencia actual señala que el aerosol que generan "no es simplemente vapor de agua como se suele afirmar en la mercadotecnia de estos productos".  

Es por ello que se insta a los países a regular el uso de este producto, prohibiendo su consumo al interior de lugares cerrados, así como la venta de estos dispositivos a menores de edad. También se propone restringir su publicidad, promoción y patrocinio.

Actualmente, sólo en 13 de los 59 países que reglamentan la venta de este producto, su comercialización está prohibida. 

En el caso de Chile,  la legislación vigente no prohibe el uso del cigarrillo electrónico. Sólo en el caso que el producto contenga nicotina u otras sustancias adictivas se requiere de la autorización del Instituto de Salud Pública (ISP) para su comecialización, dado que se entiende como un producto farmacológico.

Leer artículo: 

 

 

Comentarios