Amplio rechazo genera recorte de recursos en hasta 40% para infraestructura en salud

La crítica fue realizada por ex autoridades de salud, parlamentarios y líderes del ámbito médico. Lo que más se cuestiona es que el plan de gobierno en el Ministerio de Salud está "trastocado" respecto a lo dicho inicialmente, donde muestra de ello son las cifras que muestra la ejecución presupuestaria de la cartera.

Amplio rechazo genera recorte de recursos en hasta 40% para infraestructura en salud
Escrito por Oscar G. Galaz

Dudas y rechazo generó que la ministra de Salud, Carmen Castillo, reconociera a sus pares en La Moneda que el presupuesto para el plan de inversiones se reducirá de US$4.000 millones a US$2.384 millones, es decir, un 40% menos respecto de lo proyectado al comienzo de la actual administración. Pese a esto, la autoridad dijo que se cumplirá el compromiso de dejar 20 hospitales construidos y los otros en proceso.

Las palabras de la secretaria de Estado fueron respaldadas por la subsecretaria de Redes Asistenciales, Gisela Alarcón, quien aseguró que "lo que estamos hablando es que estamos dando cumplimiento a todo lo comprometido en nuestro plan de gobierno. Si corresponde o no al cálculo que se había hecho respecto al programa de gobierno que fue diseñado y al precio del dólar que había en ese minuto, o no corresponde exactamente, son diferencias contables respecto a financiamiento".

Lo que importa, destacó, "y que fue señalado en La Moneda es que vamos a cumplir con el compromiso de los 20 hospitales construidos, 20 hospitales que quedan en construcción y 20 hospitales un quedan en estudio. Y vamos a cumplir más allá de eso, porque estamos sumando además los tres hospitales concesionados y todas las obras que encontramos, algunas en un proceso bastante detenido y que las hemos ido rehabilitando. Respecto a las camas, estamos hablando que para 2018 los hospitales que va a quedar construidos estamos acercándonos a las 400 nuevas camas aproximadamente, y si sumamos los hospitales que van a quedar en construcción, estamos hablando de un incremento de 3.089 camas nuevas, lo que significa aumentar en más de 10% la dotación de camas que tiene el país, que hoy tiene 26.010 camas".

A juicio del ex subsecretario de Redes Asistenciales y decano de la Facultad de Medicina de la Universidad San Sebastián, Luis Castillo, la reducción del presupuesto en infraestructura es claro ejemplo de que " el plan original del gobierno 20-20-20 ha fracasado. Y lo digo con fundamentos. Lo que hay hoy día es uña plan distinto al original, ya que antes había un plan de dejar construidos 20 hospitales, lo cual sumaba más de dos mil camas. Hoy día, el 70% de los hospitales que están y van a dejar construidos, son hospitales de baja complejidad, algunos hospitales comunitarios muy pequeños que no se incorpora la resolución activa de los problemas de los chilenos".

Añadió Castillo que de los recintos que este gobierno dejará construidos, "casi el 80% viene de la administración anterior. De los hospitales que debiesen comenzar a construirse, los cuales están sumamente atrasados ya camino a tres años de administración, lo más llamativo es que ya se han bajado algunos y se han retrasado otros. Se bajó, hasta donde conozco, el Hospital Sótero del Río, gran hospital de más de 700 camas que venía a reemplazar al recinto actual que tiene más de 70 años". 

Para la ex autoridad, el plan original de la Presidenta Bachelet está "absolutamente trastocado. El plan original conllevaba camas que servían para resolución de algunos problemas de los chilenos, como camas OPC, camas críticas, más pabellones, más atención de complejidad para resolver problemas quirúrgicos, para acelerar la resolución de listas de espera, y estos hospitales no tiene nada que ver con el plan original".

  Imagen foto_00000009

Otras críticas

A juicio de la diputada, Karla Rubilar, lo expresado por el Ministerio de Salud en presupuesto de obras, "y tal como lo dije en la interpelación a la ministra, la promesa del gobierno nació muerta. Ni un mago logra la promesa del 20-20-20, porque es cosa de ver cómo el hospital de la zona norte que contestaron, en oficio, que iba a quedar en segunda etapa, es decir, licitados, y hoy día ya estamos en tercera etapa. Es decir, lo pasaron a los que van a quedar, probablemente, en estudio pre inversión recién y eso es porque no están cumpliendo.  Lo mismo pasa con el Hospital de San Antonio que se atrasó o el Hospital de Curicó que todavía no empieza la ejecución. Así suma y sigue, por tanto, no hay ninguna posibilidad de cumplir esa promesa".

Respecto al tema de la rebaja, "tiene que ver con que la ejecución presupuestaria está nuevamente tremendamente baja, solo es cosa de ver los números a junio de 2016 y lo que están haciendo es disminuir la cantidad para poder tener índices de ejecución presupuestaria un poco más altos", puntualizó.

Por su parte, el presidente del Colegio Médico, Enrique París, aseguró que la institución que lidera "está consciente de que hay una falta de infraestructura, de camas, lo que se traduce en atochamientos de los servicios de urgencia y también en el tema de los campos clínicos, ya que si queremos formar más especialistas, tenemos que tener más hospitales, más camas, más campo clínico".

El doctor añadió que en las palabras del gobierno "también habría que hacer un análisis de metros cuadrados que se prometió versus lo que se va a construir. Entonces, cuando ves que se reduce el número de metros cuadrados y número de camas, eso explica la menor cantidad de millones de dólares que se van a gastar. Ahora, también creo que hay que ponerse la mano en el corazón y sincerar que estamos pasando por una situación económica difícil como país por muchos factores, entonces, sino se puede no le pidamos peras al olmo, sino vamos a hacer colapsar el sistema. Tenemos que conversar entre todos, llegar a un acuerdo, planificar a más largo plazo y lo que he dicho permanentemente; que el Ministerio de Salud debe ser un ente técnico con una proyección a largo plazo, a 10 o 15 años plazo, que haya un directorio que maneje esto para que no se produzcan estos tipos de cambios que están a merced de la economía. En ese sentido tenemos que trabajar por la salud de los chilenos".