Odontología Digital como respuesta a los desafíos de la atención dental en Chile

460 mil pacientes en listas de espera en el sector público; disminución de atenciones en las prestaciones privadas. La salud bucal en el país no tiene buen pronóstico si no se toman medidas urgentes. Claudia Zenteno, directora del Postítulo de Especialización Odontológica en Rehabilitación Oral de la U. San Sebastián, entrega las claves para abordar esta problemática, como la incorporación de nuevas tecnologías con tratamientos menos invasivos, permitiendo eficientar las cirugías y otros procedimientos dentales.

Jueves 20 de enero de 2022

Odontología Digital como respuesta a los desafíos de la atención dental en Chile
Escrito por María Luisa Salazar / La Tercera

Nadie pone en duda que la salud bucal es una parte importantísima de la integridad de nuestro bienestar. Sin embargo, a los 35 años, el 80 por ciento de la población mayor de esa edad ya ha perdido una pieza dental por falta de tratamiento. La pandemia vino a amplificar este problema: en estos últimos dos años, las atenciones odontológicas (sin incluir las urgencias) han caído estrepitosamente entre 70% hasta un 95% respecto de periodos normales en el sector privado.

En la atención en el sistema público, en tanto, la realidad es alarmante, pues el número de especialistas que trabajan en hospitales y en centros de atención primaria son escasos. Además, la Superintendencia de Salud registra 28.335 dentistas inscritos, de los cuáles, sólo 144 atienden por Fonasa. Ello ha derivado en una lista de espera que bordea los 470 mil pacientes que requieren -por ejemplo- una endodoncia, para lo cual deben esperar dos años.

Problemas que para el Colegio de Cirujano Dentistas (CCD) no pasan por recursos humanos (odontólogos), sino que el Estado tiene que contratarlos. Recién hace un año, el Ministerio de Salud creó la Dirección Nacional de Odontología para asesorar al ministro de Salud, Enrique Paris, en estas materias.

Claudia Zenteno, odontóloga, docente de pregrado y directora del Postítulo de Especialización Odontológica en Rehabilitación Oral: Protésica, Estética e Implantológica de la USS, dice que los odontólogos han mirado con preocupación lo que ha pasado durante la pandemia con respecto a la disminución de pacientes que se controlan, sobre todo adultos mayores.

“Muchos servicios públicos suspendieron sus atenciones por miedo a los contagios, fundado en esta idea que nunca tuvo un respaldo científico, que al atenderse en el dentista los contagios iban a ser mucho mayor. Sin embargo, nosotros como odontólogos tenemos una preparación importante y estamos acostumbrados a usar barreras, guantes, mascarillas, hoy obligación en todas las áreas de la salud”.

La especialista agrega que “no ha habido una prioridad importante en la inversión de centros odontológicos más preparados, en servicios asociados a Fonasa para toda la población en tratamientos dentales, ni en difusión o educación a la población, lo que, indudablemente, genera grandes desafíos para la salud integral de los chilenos”.

Las ventajas de la odontología digital 

A pesar de esto, Claudia Zenteno afirma que la tecnología ha significado una contribución en los tratamientos menos invasivos, permitiendo eficientar las cirugías, los implantes o procedimientos dentales.

“La odontología digital ha ayudado en diferentes aspectos, pues es más fácil, más rápida y más limpia, ya que al tener muy poco contacto físico con los pacientes, es poco invasiva y cómoda. Además, el avance en la tecnología abarca muchas especialidades, desde la anestesia, que puede ser por goteo, hasta implantologías, que pueden ser operaciones guiadas a través del computador. También es posible hacer rehabilitación oral, endodoncias y cirugías con ayuda digital. Esta última se realiza a través de una imagen que se mira a través del hueso, son solo algunos de los avances con los que contamos”, dice la académica de la USS.

La gran mayoría de los odontólogos considera que la salud general de sus pacientes se ve reflejada en su salud bucal, pues para tener una boca sana, se requiere de una alimentación y una vida saludable ya que muchas de las enfermedades que se tienen pueden ser reflejadas o causadas por las mismas en nuestra boca.

Es por esto que la académica considera importante, como visión en la educación de sus alumnos, formar profesionales que vean al paciente de manera integral: “Nosotros siempre les decimos a nuestros alumnos que no son dentistas, sino que odontólogos de la salud integral del paciente, y por eso hay que hacerse de un grupo interdisciplinario, trabajar en conjunto para dar una solución eficiente a nuestros pacientes”.

Sitios de interés