Fiebre en niños: ¿cuándo preocuparse?

Se aconseja consultar al médico cuando el lactante con fiebre es menor de tres meses o si ésta se mantiene por más de 48 horas y a cualquier edad si se acompaña de otros signos y síntomas de compromiso.

Lunes 23 de julio de 2018

Fiebre en niños: ¿cuándo preocuparse?
Escrito por USS

La fiebre en los niños genera preocupación y angustia en los padres o cuidadores y es causa frecuente de consulta médica en atención primaria y en servicios de urgencia. Se trata de un mecanismo de defensa del organismo frente a la infección, facilitando la respuesta inmunológica o inhibiendo el crecimiento de virus y bacterias.

La académica de la carrera de Enfermería de la Universidad San Sebastián, Sylvia Fierro, explica que la fiebre es un signo o manifestación de que “algo” está ocurriendo, por ello es muy importante, especialmente en los niños pequeños, observar la presencia de otros signos o síntomas que pueden indicar mayor compromiso como: decaimiento, somnolencia, irritabilidad, dificultad para respirar, ruidos respiratorios, rechazo alimentario o vómitos.

En general -dice la académica- se aconseja consultar al médico cuando el lactante con fiebre es menor de tres meses o si ésta se mantiene por más de 48 horas, aunque no presente alguno de los signos y síntomas descritos anteriormente; y a cualquier edad si se acompaña de otros signos y síntomas de compromiso; si ha tenido alguna cirugía reciente o cuando el lactante tiene alguna enfermedad crónica.

Cómo detectar la fiebre

Sylvia Fierro, docente de la Facultad de Ciencias para el Cuidado de la Salud, aclara que “los lugares tradicionales para tomar la temperatura son a nivel axilar y rectal, pero actualmente han aparecido en el comercio dispositivos digitales para tomar la temperatura a nivel timpánico y cutáneo, cuya confiabilidad está directamente relacionada con la realización de una técnica correcta”.

“El rango de temperatura considerada normal varía según el sitio en el que se realice el control. A nivel axilar se considera normal entre 36,5° a 37° Celcius (C) y para temperatura rectal entre 37° a 37,5° C. En general, se considera fiebre la temperatura mayor a 37,5° axilar y 38°C rectal“, puntualiza la académica.