La gonorrea, una enfermedad que amenaza a los adolescentes

Es causada por la bacteria Neisseria gonorrhoeae y la puede propagar cualquier tipo de actividad sexual. Se puede contraer por contacto con la boca, la vagina o el pene.

Viernes 14 de julio de 2017

La gonorrea, una enfermedad que amenaza a los adolescentes
Escrito por Álvaro Mociño

La gonorrea es una enfermedad de transmisión sexual, poco conocida entre los jóvenes, pero que hoy emerge como un problema en este grupo etario. La Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió hace unos días sobre la resistencia que esta patología tiene a los antibióticos, dificultando su tratamiento.

¿Por qué existe riesgo para los jóvenes? La gonorrea es una enfermedad que se transmite por relaciones sexuales no protegidas y se manifiesta a través de infecciones en los genitales, el recto y la garganta. La bacteria que la produce se puede encontrar en las zonas corporales húmedas y cálidas como la boca, la vagina o el pene.

Claudio Figueroa, académico de la Facultad de Ciencia de la U. San Sebastián y experto en inmunología indicó que cuando hay personas infectadas con una enfermedad de transmisión sexual, "la probabilidad de que padezcan otras patologías similares es muy alta y por eso a los pacientes se les hacen exámenes de VIH, clamidia, gonorrea y hepatitis B".

El docente señaló que en este tipo de enfermedades la detección temprana es clave para minimizar las complicaciones derivadas de estas patologías. Los síntomas de gonorrea con frecuencia aparecen de 2 a 5 días después de la infección, caracterizándose por: Dolor y ardor al orinar, secreciones turbias e inflamación de la uretra.

En los hombres, estos síntomas pueden tardar hasta un mes en aparecer, pero en el la población femenina es donde se presenta las mayores complicaciones.

En el caso de la mujer, esta enfermedad puede cursar de forma asintomática y es fácil que sus síntomas se puedan confundir con una infección urinaria. Se siente un dolor intenso en la parte baja del abdomen, relaciones sexuales dolorosas. También se expresa con secreciones viscosas e irritación vaginal.

Los daños producto de esta patología en la población femenina pueden ser bastante severos y Figueroa indica que hay riesgo de infecciones del tracto reproductor superior de la mujer como salpingitis, endometriosis e incluso llegar a embarazos ectópicos. Esto, es cuando se produce la implantación del óvulo fecundado en otro lugar y no en el útero.

Esto, incluso podría explicar las causas de infertilidad actual de algunas parejas jóvenes, porque puede haber existido un contagio en su etapa de adolescencia sin saberlo y que se prolongó durante mucho tiempo.

Una de las mayores preocupaciones es el aumento de esta patología en población adolecente, derivado del inicio temprano de la actividad sexual sin mediadas de protección. Figueroa afirmó que "muchas veces, los adolescentes no van al especialista, por temor a que sus padres descubran que tiene una vida sexual activa. Situación que es muy riesgosa porque la infección puede perdurar por más tiempo en su organismo".

Recientemente la OMS envío una alerta que advierte sobre el riesgo de la aparición de cepas resistentes a los antibióticos asociado a las infección en garganta, derivado de prácticas de sexo oral, ya que este tipo de contagio suma un nuevo agente más para su transmisión, pero con el peligro de que su ingreso al organismo pase desapercibido.

El docente de la USS aseguró que "no sólo no tenemos vacuna, sino que además nos estamos quedando sin antibióticos, por lo que es necesario tener buenas campañas de educación sexual y sobre el uso de preservativos como barrera física para estas enfermedades". 

¿Es un problema sanitario?

Respecto al tema, el director de carrera de medicina de la U. San Sebastián, Víctor Zárate, aseguró que la gonorrea "siempre ha sido un problema de los sistemas de salud de países desarrollados y en desarrollo, sin embargo, en los últimos años ha aumentado significativamente su incidencia a nivel mundial por aumento de casos de VIH en ciertos sectores del continente africano, mejoras en los métodos diagnósticos y mayor reportes en países donde las estadísticas sanitarias eran previamente deficientes".

Respecto a cómo se está viendo este tema en Chile, el académico dijo que "es altamente preocupante ya que cifras del ISP han demostrado aumentos en los casos de gonorrea en los últimos 5 años de casi un 200%, llegando a casi sobre los 1.500 casos al año. Hay que tomar en consideración eso sí que a nivel local hace poco tiempo que el sector privado está reportando sus cifras y eso podría explicar en parte esta alza en el país. Es necesario reforzar las campañas de educación sexual en la comunidad y en las instituciones de educación de forma integral, sin confiarse solamente en  el uso del condón como única medida para controlar este fenómeno".

Consultado sobre si es peligroso para los jóvenes la aparición de la gonorrea a temprana edad y qué consecuencias a largo plazo podría generar, Zárate puntualizó que "cuando la gonorrea no es tratada puede generar una diversidad de patologías graves tanto en hombres como en mujeres. En mujeres en particular puede producir enfermedad inflamatoria pélvica y en hombres cuadros de epididimitis, ambas enfermedades que pudiesen a la larga provocar infertilidad en los pacientes".

Sitios de interés